Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lEANNE BROUSAN GAUBERT 1 eanine Lausan es una de las más jóvenes escritoJ ras francesas; ella, como la espiritual hija de Paule Margueritte, ha dejado á las letras un libro escrito cuando era soltera. Lucie Paul Margueritfe, hoy señora Josselin, también publicó un precioso librito. Lentejuelas, el que contiene páginas escritas con candor y gracia infantil verdaderamente encantadoras. Jeanine Lausan, por sus pocos años, su clara inteligencia y la frescura y sinceridad de su estilo, nos r e c u e r d a á su compañera inte Icctual arriba citada. La n i ñ a d e ayer es hoy señora d e 1 exquisito p o e t a E r n e st Gr. ubert, a u t o r del bellísimo 1 i bro Las rosas latinas. Apenas han transcurrido unas semanas desde el di a de la boda, y y a l a escritora principia nueva n mente la labor interruftipida d u r r a n t e 1 o s días q u e para todos los desposa d o Í? tienen claridades color de rosa. Sabemos q u e Jeanine Lau s a n tiene en preparación un nuevo IÍT bro. Le desir de la Pee, e l q u e constituirá, seguramente, una labor amena y en la cual nada cheque ni deje sentir la ausencia d e l a p l u m a delicada de la señorita. Cartas de una novia encierra u n a labor digna de todo encomio por las ideas justas que en él exp o n e la autora, llenas de sensatez y de una audacia sana y juvenil. Al mismo t i e m p o muestra un espíritu franco y sincero en sus apreciaciones f e m i H n i s t as. Algunos acápites d e l a s Cartas de una novia tienen un atractivo, especial: nos revelan á un alma sentimental, en la que, domina la devoción infantil, se diría una niña de rodillas ante su confesor; oid: Mi coquetería, además de ser instintiva, está guiada por diferentes sentimientos, entre, los cuales, existe e l siguiente: Dudo mucho de mi, físicamente sobre todo. Cuándo no me creía amada dudaba de llegar á obtener un buen éxito. Me empeñaba en gustar á todos, y si lo lograba me animaba de confianza y pensaba: Tal vez él también me encontrará bonita. Y ahora, á 3 esar de que usted me ama, aún persisto en (piercr agradar. Cuanto más yo insista en mis pretensiones desde cualquier punto de vista, y cuanto más usted se convenza de que otros notan en mí mayores atractivos, mayor también será el orgullo de usted al pensar: Es mía, y solamente mía... Teanine Lausan revela un gran espíritu observador no olístante que su campo de indagación es reducido, sabe utilizar mostrando gran juicio, cualquier m e d i o en que se encuentre; á veces le basta un simjDle s a l ó n en el que se han reunido algu ñ a s señoras. Jeanine L a u san, dice: L o más divertido era que e s a s personas, e n t r e l a s cuales parecía no e X i s tir ninguna idea común, h a biaban en un coiij u n to conmovc, dor. Han tratado de todas las antiguas fór m u 1 a s concernientes a I matrimonio y á 1 o s convencionalismos sociales... Deduzco que jamás han sido verdaderas señoritas por la ignorancia con que- han discernido sobre est o s puntos y la s e V e r i dad que han mostrado. A d e m á s de Cartas de una novia, esta simpática analizadora haescrito preciosos c u e n t o s en IM Revue Bleit y La Revue Libre; sus críticas musicales también l a h a n valido no menor reputación, pu e s es una excelente pianista. Sus ajjtitudes líricas le vienen de herencia, y. el ambiente artístico en que ha vivido ha contribuido á que su espíritu sentimental alcance la mayor preponderancia. Jeanine Lausan es el seadónimo que usa la señorita Brousan, hija del actual director de la Opera. Lo que más, distingue á tan espiritual escritora. es su siticera pasióri artística y la felicitamos por ello. EVANGHLINA.