Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mTAUdER mmsH único a d o r n o t r e s g a r d e n i a s 3 el tercero, de crin mauve, con aigrettcs del mismo color y violetas de Parma. El g r u p o de sombreros históricos fué muy elogiado, p a r t i c u l a r m e n t e uno precioso A Iarie Antoinette y otro Lamballe. T a m b i é n tuvieron brillante representación los T uis XV Í y L a Valiere. Contemplando aquel conjunto de belleza, juventud V c ep ancia. parecía imposible ue en el m u n d o hubiese a m a r g u r a s Aquellas c r i a t u r a s ideales, de mirada ijicarcsca ó soñadora, sicm re sonrientes, p a r e cen crea as para gozar. T o d a v í a no ha cruzado por el horizonte donde fijan sus hermosos ojos esc paraje n e g t o- i ie iinoia el sol de la dicha, ni sus corazones DE TIENDAS e s t a m o s en plena época de e x á m e n e s casi todas las familias t e n d r á n algún estudiante que segur a m e n t e h a b r á vuelto ó volverá á casa con v a r i o s sobresalientes, y, como es n a t u r a l sus arientes y amigos c uerrán hacerles un regalito que no sea vulgar. P a r a este objeto ha inventado la industria alem a n a un lá iz t a n original Como útil. Su mecanismo es el s i g u i e n t e una medalla chi uita de oro ó plata, del grueso de un duro, con dos anillas, una ijara engancliar la cadena, y de la o t r a pende un lápiz de i. gual metal y también pe ueño, con el cusil se puede escribir sin separarlo de la cadena, g r a c i a s á u n a imperce tible cadenita ue se esconde dentro de la medalla, arrollándose a u t o m á t i c a m e n t e en cuanto se suelta el lápiz. a última alabra de la moda en porte menú son unos graciosísimos animalitos de porcelana de Coijelands, ue tienen una cisura en la cabeza para sostener ci menú. Hay perros, gatos, m o n o s y todos ostentan con m u c h a seriedad un lazo de cinta muy estrecha en el cuello ó en una oreja, p 1 cristal más en boga es el inglés, con filete y co ronitas de oro estilo Imperio, H e visto un jue. go de mesa ijrecioso y elegante. ue tiene el doble a t r a c tivo de ser igual al C ue ha usado S. A. R, la infanta Isabel á bordo del Alfonso XÍI. Unas tacitas jjara té r e a l m e n t e seductoras son las de orcelana I m p e r i o con filete azul S e v r e s y ixir deii ro d o r a d a s á fuego. los niños les e n c a n t a r í a s e g u r a m e n t e una caja de m a d e r a que r e p r e s e n t a una Bduerin: se alza y ai) arece el Bauer; se re ite la operación infinidad (le veces hasta e n c o n t r a r el último vastago de los liauern. ue tiene un centímetro de estatura. El juguete tiene esa gracia seria que c a r a c t e r i z a á los alemanes. n esta é oca, todo el mundo consulta la Guía de ferrocarriles, siendo una necesidad tenerla á m a n o pero como g e n e r a l m e n t e son feas, conviene e n c e r r a r l a s en una bonita cubierta de tela antigua, a r m a d a provista le un láijiz y v- arias c a r t u l i n a s i) ara t o m a r notas. En esta forma puede tenerse entre otros libros sobre una mesa. p I A Bonito sombrero de paja fresa, con plumas pálido y fresaobscuro. roso se han contraído p a r a rc rimir las lágrimas, ni el hálito del desen. gaño las ha obligado á sonreír con desconfianza. Sit camino está sembrado de rosas, y al igual de la i n f o r t u n a d a M a r i e Antoinette, cuando sin presentir lo que el porvenir la r e s e r v a b a disfrutaba de la. s flores y del sol en T r i a n o n su retiro favorito, as las l) cllezas del numdo, c o n g r e g a d a s en Monaco, goza. ri de los encantos de la vida, dando rienda suel la á la fantasía de su brillante imaginación, sin sospechar uc e n t r e las rosas que- pisan puede esco derse aJguna esijina. Pero esto, que al pronto i) arece: í) U! v triste, n o lo es en el fondo, puesto q u e d a s csnin. a. s S -n necesarias c indisi) cnsal) lcs ara llegar á sccr el secreto lc aprovecharse de ellas, apreciando tanto sn valor uc con sinceridad pueda decirse, con la rein; i de R i u n a n í a l i e lle. gado á la edad feliz, poroue se a reciar la verdad y he aprendido á s u f r i r na bolsa de seda auténtica Luis X V I de r í ulares dimensiones, c u a d r a d a como los antiguos sacos de viaje, con la boca a r m a d a y cubierta con una trenza de oro viejo igual á los cordones que sirven para colgarla, resulta buenamente ideal como bolsa de labor y de una exquisita originalidad. que necesite sellar una a r t a Q uién será elNadie, noseguramente. Luego ctodos ó nunpaquete? e cesitan la monísima linterna de cacheter. l s de plata, con un recipiente de gasolina que, apretando un botón, se enciende los seguiídos precisos p a r a calentar el lacre, y después se apaga sola. p 1 dije de más actualida: es, sin duda alguna, un mono de ata p r i m o r o s a m e n t e hecho, con m o vimiento en las aríiculaciones y uc tiene un g r a n parecido con b orító, el famoso chimpancé que hace las delicias del público en el circo de P a r i s h u