Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FOLLETÍN D E BLANCO Y NEGRO LOS BANDIDOS DE LA HOGUERA NOVELA POR ELIAS BERTHET EXPLICACIÓN D E LOS NES PUBLICADOS EN NARIO FOLLETIEL SEMA ACTUALIDADES ontinuamos en estas páginas la publicación de la interesante novela Los bandidos de la hoguera, que venía publicándose en Actualidades. Para que los lectores de BLANCO Y N E 3 R 0 que rio lo fueran de Actualidades puedan enterarse del principio de la novela, insertamos á continuación un resumen de los capítulos publicados: Capítulo I. -En el camino de Nogent- le- Rotron, en una tarde de primavera, de 1793, un jinete cuya indumentaria revelaba á un patriota petimetre de aquella época, encuentra, tendido en tierra, y al parecer muerto, á un buhonero. Apresúrase á auxiliarle, y después de ver que tiene una enorme herida en la frente y de prodigarle ineficazmente los auxilios que la falta de medios le permiten, procura averiguar la personalidad del buhonero examinando sus papeles, entre los cuales encuentra tres pasaportes extendidos por distintos Ayuntamientos y para tres nombres distintos. El herido vuelve en sí poco á poco, y acepta el auxilio del caminante, que le lleva en su caballo á la alquería del Breuil, habitada por el colono Bernard y su familia. En el camino encuentran á una mujer harapienta que lleva de la mano un niño de cinco ó seis años. Francisco, el buhonero, encuentra modo de hablar aparte á la mujer, con la cual se pone en inteligencia y la ordena que vaya á pedir albergue por aquella noche á la alquería de Breuil. Capítulo II. -Descríbese la alquería y á sus habitantes, Bernard el granjero, su mujer, los criados y trabajadores, entre los cuales figura uno apodado el Tuerto de Jouy, hombre antiI) ático y maldiciente. Con motivo de una discusión originada por haber aludido el granjero á los bandidos de la hoguera, pónese al lector en antecedentes de que una hija de. Bernard, víctima de su seductor, se vio obligada en otro tiempo á abandonar la casa paterna. El recuerdo de Fancheta, que éste es el nombre de la hija, obliga á la mujer de Bernard á prorrumpir en sollozos. Este se enfurece, y atraídas por la grita se presentan dos mujeres, madre é hija, cuya aristocrática cpndición se adivina aun al través de su modesta indumentaria. Bernard, para satisfacer la curiosidad de los- trabajadores, dice que son parientas á quienes ha recogido por caridad, pues vivían en la Vendée, y los chuanes ó los republicanos que con ellas luchaban, destruyeron su casa y las dejaron en la miseria. Hablase del dueño de la alquería y del castillo de Breuil, un viajero avaro, á quien defiende su granjero Bernard de las malignas imputaciones de algunos de los trabajadores Preséntase el viajero Daniel Ladrange, juez de paz de N... y él buhonero Francisco. El Tuerto reconoce á este último y extraña sti presencia. Capituló III. -Bernard y su mujer atienden y curan al buhonero cuando se presenta la mendiga, que cae desmayada en el umbral de la puerta. Acude á socorrerla la mujer de Bernard, que por un instante cree reconocer á aquella desgraciada. Márchanse los trabajadores, menos el Tucr- to, que prefiere quedarse y acompañar al buhonero Francisco. Bernard y Daniel hablan de las supuestas parientes del primero, que lo son en realidad del segundo, y del propietario de la finca y del castillo, y pasan á conversar con ellas, cuya habitación se describe. La de más edad de ambas mujeres, á quien saluda Daniel y llama marquesa, recibe á éste con altivez. Es tía suya, y su hija María, prima, por consiguiente, del joven juez de paz. Su padre, tío de Daniel, pereció víctima de los revolucionarios. La marquesa reprocha á Daniel que comparta las ideas de éstos y que no salvara al marqués; Daniel se justifica. Al mismo tiempo manifiesta el asombro que le ha producido ver que su tío Ladrange, el dueño del castillo, se ha negado á albergar en él á la marquesa y á su hija, hermana y sobrina suyas, respectivamente. Capítulo IV. -Historia de la familia Ladrange y descripción del castillo de Breuil, adonde llega Daniel para suplicar á su tío que acoja á la marquesa y á su hija. Ladrange, se niega. Capítulo V. -Conferencia entre Ladrange y Daniel, al cual confiesa el primero que veinticinco años antes tuvo un hijo, que le abandonó y que, por miras egoístas que Daniel advierte, quiere buscarlo, recogerlo y casarlo con su sobrina María, para lo cual ha hecho testamento en que reconoce á ésta un legado de importancia á condición de que se case con el hijo á quien él abandonó, y que en poder de unos campesinos de los cuales no ha vuelto á saber nada, debe de arrastrar una vida miserable. Rindiéndose á las reflexiones que Daniel le hace, promete Ladrange modificar su testamento. Petronila, ama de llaves vieja y avara, se entera de que su señor ha hecho testamento, y no á favor suyo, y jura vengarse del incumplimiento de las promesas de su amo. Capítulo VI. -Ál salir Daniel de casa de su tío se encuentra con la mendiga socorrida en la granja, y ésta comienza á enterarle de que se trama algo muy grave contra Ladrange, cuando aparece súbitamente el Tuerto, que interrumpe la confidencia. Vuélvese muy preocupado Daniel á la granja, y pasa á ver á sus parientes la marquesa de Mereviíle y su hija María, á quienes comunica el mal éxito de sus gestiones en el castillo, y 8.