Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ivJLs iv uj- KRE s ÜE: IV I Í Í L Í 5 E K y, r- L- H f lf ¡áí a J De paseo. C i publicáramos las adjuntas fotografías sin el título que encabeza estas líneas explicativas, nadie, seguramente, diría que se refieren á las mujeres del Sultán de los turcos. ¿Cómo suponer que estas damas, vestidas á la moderna, sean las clásicas odaliscas que conocemos á través de los relatos de viajeros audaces y novelistas exóticos, y que tantas veces hemos contemplado en los cuadros y dibujos de afamados artistas... Ni siquiera podríamos orientarnos con el detalle de sus caras, cubiertas con un velo, pues así vemos también en nuestro tiempo á las señoras aficionadas al deporte automovilístico. ¡Pero no cabe duda I Son las mujeres del harén éstas que aquí aparecen retratadas, y no podemos decir que sorprendidas por el fotógrafo, puesto que tales sorpresas no son posibles en la clausura á que viven sometidas, y cpte, como es f 5 rv ü U; S n í rii i- r r t; -i vt ai abandonar el aato. Un marco nnevo. sabido, ningún hombre puede violentar, á no ser los encargados de su servicio. Así, pues, el autor de la present e información gráfica veríase precisado á solicitar el oportuno permiso para hacerla. Y es seguro que ello habrá merecido las censuras de los amantes de la tradición, enemigos, naturalmente, de que se destruyan en público sus viejas creencias y preocupaciones. Los mismos que se opusieron á las