Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Uno de los colegios electorales de Madrid, en funciones. la vida en toda su Dlcnitud, recorriendo los diversos pueblos y cultivando el trato de g- entes de todas clases; adquiriendo, en fin, el conocimiento de los homI) res, tan conveniente á quien ha de dirigirlos. A c a s o por este conocimiento, desde que emi) ezó á regir los destinos de I n g l a t e r r a puso todo su empeño en m a n t e n e r la i) az universal, y todo su i) dcr, su talento y su constancia en el engrandecimiento de su país. Ir or esto y por su aljsoluta imparcialidad en las coiUien (las olíticas, respetuoso a c a t a d o r de las lej- es, era a d o r a d o por su pueblo, que ha llorado su m u e r t e con Ex pi- csideiTte del Consejo de ministros, saliendo de voíai- v e r d a d e r o doíor. A l í d u a r d o V I I sucede en el trono su hijo ¡orge V, c ue llega á e m p u ñ a r el cetro en edad m a d u r a bien impuesto de los proljlemas que a g i t a n la vida de las m o d e r n a s sociedades. Kn sus manos está, pues, el porvenir de I n g l a t e r r a y acaso el (le la líuro a civilizada. Íí 5 -a I l a b l e m o s un ntomento de elecciones p a r a r e n dir á la actualidad su debido tril) uto. Aun ue, realmente, esta vez no hay n a d a u. e hal) lar, ues amigos y a d v e r s a rios del Gobierno V, reconocen que han sido sinceras... ¡L a sinceridad elector a l E s t a es la frase más bella de ü todos los p r o g r a üias políticos, c Lie, acaso por serlo, se queda casi siem re e n e l programa. A h o r a parece cpie si, que se ha r e a lizado, y por ello debemos felicitarnos todos. Como ciudadanos, n a t u r a l m e n t e por uc como cronistas, casi hemos de sentirlo. Si hubieran ocurrido inciden. ÍA tes, dignos de la n a r r a n ó n y del com e n t a- i o ellos da. rían interés á estas líneas, que á la fuerza tienen que resultar sosas como todas las que sirven p a r a r e l a t a r los h e chos c o r r i e n t e s Y en. vez de, las dos tran (uilas fot o g r a f í a s que las acompañaiij ¿no Un aspecto de la Exposición JVIa: i- ln Ramos en el salón Iturrloz. Fots. R. Ciíucntcs. r i