Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Dio un resoplido el burro, y su can- ino -uio con marcha lenta sanano 1 dignarse mirar al que en la altura quería humillar con uch: iletas i las dos o tres horas, á su paso medio de la larga carretera astínhr. l f trizas, astraba su lona por la tierra to del gas que le elevó del suelo a impulsarle el viento en su carrera- lecir e borrico una palabra, ose el globo á cuestas i los pocos momentos, cojeando dejo al globo en la aldea y al uespcdirse de él, rebuznó v dijo metiendo entre la lona la cabeza: l c el que va por las nubes cae á veces el que va cojeando sietnpre llega. Y el globo, mustio, rephcó: ¡Hav rebnynn. que parecen sentencias! rebuznos JOSÉ iíODAO. O m u j O BE FSTEVAM w CUCHUFLElAS Y REBUZNOS qu? ro rá? -í -ponno le dijo: Adiós, jumento; apresura la marcha, á ver si llegas ames que yo, que marcho velozmente a la inmediata aldea... i No había reparado que eres coio y no puedes correr... ¡Chico, dispensa I i- 5