Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡Cnán íírst o y hermoso día! ¡Todo sol! Sus resplandores hacen nacer la alegría de los campos, de sus flores; de la fiesta singular de los colores. l: rilla la verde floresta, cori la luz en que se baña. Deslunibran al sol los limos castellanos, graneros de media España. Brillan risueños, irfanos... Resplandece la montana. Resplandece cada cniu 1) re, toda paz, toda sosiego, toda peñas, toda cumbre, bajo su casco de fuego. Despiden luz las cañadas; hiz los prados or cien arroyos regados, invade el sol los ai) riscos, ¡m arados por las rocas, i) or los riscos... -lega el tren. ¡Ya se Ic siente! Se averitura por el imente -largo viaducto de hierro, -de i- m roviso, de re icnte, Pasando de cedro á cedro, muy veloz y muy tendido... i I.o pamente! El puente, sonoro, vibra conmovido. Parece que se desgarra. T r a m o á tramo. Fibra á fibr. i barra á barra! ¡Vibra crujiendo! ¡Resuena! Y el aire vago se llena, l or instantes, de los sones de sus amplias vibraciones... líl tren prosigue corriendo, con su estruendo, y el estrucíi del viaducto fragoroso. Requiere la sombra muda de un largo túnel, sin dui l) orque el túnel sigiloso, lleno de cahna bendifa. le transmita su reposo. líntra por él, ciegamente, dejando atrás, i or el puent; ¡a luz y el fragor tan vivos. Parece, con sus vagones, restos de rotas legiones, fugitivos... E n t r a en el túnel obscuro, donde encuentra, de seguro, soledad, silencio, calma... ¡Cuanto no logran ni encuentran, aunqtie en si se reconcentran, mis angustias... ¡L a s del alma! CARICS F E H N A N D F Z S H A W o o