Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I 3 VM Q REVISTA ILUSTRADA f EL IDILIO DE LA MISERIA p 1 molino de Lástrales molía poco y mal, y como molía poco v mal, el molinero comía mal y poco. Es Laílralcs un luf ¡arcjo agreste, mal publadu p (ir una docena de cabanas chaparras y viejaa cernidas en un hondo repli g t 1 montes cantábricos. El molino era un casneo giboso y cenietiario, hincado en las plantas de un riscal, en la hendidura de la hoí bravia. Alejábase del pueblo ohra de medio míUa- r de pasos andaderos por un camino de herr; Ldura, bordeando el cual alomaban os alisos a mirar los argénteos del crisial del río, Kstc río era en verano uu claro arrovncTo mansísimo y en invíer no nn torrente turbio v embravecido. Por mermas del csti- tje, la muela rodaba perezosamente, y por mcr mas de la eniTgla ¿sta, el negocio se mnvía más perezosamente que la i.i ucla. Aquel taín de la hoz, por donde vertían sus ntangas el deshielo y sus oleadas fervienics las avenidas pluviales, yacía exangüe