Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PAGINAS FEMENINAS SOMBHEROS DE PRIMAVERA pesar del frío que se deja sentir en estos días, los sombreros de primavera han hecho su aparición oficial, notándose, como er. x lógico presumir, la influencia de la última obra del insionc literato trances Mr. Rostand. Chantccler y su coni añera Faisanc se lian hecho reyes de la moda. Todas las cabccitas arisienses se adornan con las graciosas plumas de gallo, l i e visto una qiíc es monísima de tul marrón y cubriéndola casi poi- completo un faisán entero, de plumas verdes, azules y doradas, con la cabeza inclinada sol) rc e l lado derecho, y la cola con sus 12 i) lumas, rasgadas transversalmente de negro en el iz uierdo, levantando, no niuc h o hacia atrás. O t ro modelo m u y original A SomBi el- o de paja de Italia adornado con plumas aznles, es de paja azul marino, muy grande, con las alas del gallo y la cabeza coronada con su cresta roja. Los sombreros de muselina de seda también tienen gran aceptación, adornados con un lazo de tul, del mismo tono de color. Las formas no han caml) iado mucho, aunciue han sufrido una modificación muy ventajosa para las que tienen bonito pelo; por detrás son levantados, lo bastante para f ue se vea el cuello y parte de la cabeza. Del tamaño más vale no hablar, cada día va en aumento. Solamente en los canotiérs para traje trotteur se admite una pequeña disminución. Lara los sombreros de larde, y sobre todo para los de n o che, las grandes casas siguen adoptando las p l u m a s el adorno elegante por excelencia y que la moda, á pesar de su volubilidad caprichosa, no ha desterrado nunca. M. DE P