Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Desde que la? canipaiiA Tocaron n! c rc JK Tilo á cTtíHa pandee cnmn A ti tu hid íoíc ocurrid t 5 n; i de igracr: RelitíVM rr: ilo do Ins íiciile. v Ila t; i cV iUi- s la pnl; ihra de Ins luvos. Sidie- i al campanario v aUí pasáis laí, li irap pcn aliva. Y cnn f l aíni: i síiincs el nrnillo ik- I; lüilinna oirai veces miras Á lo Icjoii- ¿Q u é tienes, Tari- i epíi? Cuando todo se aleara v se rn ¡ranilcce. ¿por qué lú estás irístf y pensaíEva? Tal v e tu mirad; 1 P ni trar la lejanía i- ir si dc cu rt! cualquier escena que aiUvin a Por ue alf uieii ílc Uró en tu (irdii nna palabras de miel, V il ora te han diclio í ue cíic Sió orro ccjraji m para deposí- 1 arlas. ¿E s esriH lari- Pepa? Abre tu pcehri á la espenmza! Que lal vez t e cn aiíarají i. s malas lenguas, y quien cansó tU 5 pt, ha I lumbres vuelva fs eíiccnder tus ojrj apagados. LA HIJA ÜE LC AMPANERO Mari- Pppa? Q ué tii nc T ú jue eras ¿QuO te pa- ía? anips alcRrc como un pájaro, aliora está s- fimpre triste y pensaljva, y sí alj nna vez ríes tiene In ri n un altiü inexplicable; tiembla ncrvio. -ianienti; en tu boca, y de mic- vo te deja pensativa y triste. ¿Q u é tienes, Marj- Pcpa? Ya lias perdido el reposo de lus noches, y en lu lecho tii desvelas d uieimdo y abres desmesuradamente ios ojos en I; L obscurjrla d contó si en ella but ¡c T í- la dnice visión que le nsaltó en el sueño. Tu jjadre ya se alarma al ver comí) olvidas los cuidados ine eran rtp- iso para sn oblií acEón de can isanero. Lina larde se te pai ó el loque de ánimas, y ¡31 tuvo nuo acudir de prisa v corriendo á remediar la íalt: i. Otra VÍ; 7. locasle tan seguJiUi. tan sepiido, f uc las viejas comadres creyeron en una jn; rarreta cid eneniijío malo. ¿Q u é tilines, Ma- i IVpa? h