Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M U J E R E S D E P A R Í S LINA CAVALIERI 1: 7 s la lirimavera la época en que los e x t r a n j e r o s vienen á P a r í s y c a d a teatro p r e p a r a su m a y o r atracción p a r a llam a r al púl) lic á la taquilla. Los t e a t r o s de verso lanzan las m e j o r e s firmas, los mnsic- liall acalcaran las e s t r e l l a s L a O r a n Opera, ya uc no puede ofrecer ni a r t e ni artistas- -la com añía de la G r a n O p e r a de París, ya os habréis enterado, es la más detestaljlc del mundf) entero- -1) u s c a tíimi) ién algo ue sea sensacional, y en esta éijoca del año c o n t r a t a á Lina a -alieri, como p o d i a contra. tar un n ú m e r o lc c i r c o á miss I x o n a ó á miss ¡eraldinc. I ina Oavalieri, pues, v; i á hacer sti anual rciitrcc en la i) era con esta estn idez musical rpie se llama fliáis. ó era en la cual la célebre cupletista salta, baila, gesticula, luce irios t r a i e s y nr) s enseria dos millones en alliajas... T o d o m c n o s cantar. Pero! ío i m p o r t a Las representaciones de lliais serán llenos com iletos, pues no ucd. ará. e x t r a n j e r o ni señora cursi ue, dic aso en París, no va i á X r á Lina C avabicri con sus cuatro agentes de la secreta e n c a r g a d o s de custodiar las aUiajas de la di -a... Sí, s e ñ o r e s X a d a menos uc cua. tro i) licías necesita l ina Cavalicri ara que la acomijañen al teatro y vigilen su sueño en el hotel... I lstc truco r e ckunista la dio excelente resultado en Londres, y desde entonces L i n a C a valicri, al h a c e r u n cont r a t o onc or condición f uo, donde tjuiera ¡ue vaya, la l í m p r c s a se e n c a r g a de p r o p o r c i o n a r ía los c u a t r o agentes que hrní de custodiar el cofre de las alhajas. A i) úl) lico, cada vez que se anuncia una r c l) rescntación de T h a i s, invade la sala d la Oijera. Xo va á ver la (djra, ni á escuchar la música, ni sic uiera á contemplar á Jdn. a. ue es un i.i crrete sentado... L a a t r a c ción son las alhajas, esos dos millones de francos en piedras preciosas que la c r i a t u r i t a se cuelga del pescuezo todas las n o clics. L i n a Cavalicri saca brillantes en la cabeza, en el cuello, en el pecho, en la c i n t u r a ¡h a s t a en los dedos de los p i e s! Como a r t i s t a no es ca az de desemiieñar luia obra, pero como corredor a de alhajas, ¡v a y a si tiene un emjjeño 1 D í j o s e últimamente que se casal) a con el hijc d c u n multimillonaric yanqui, pero p o r lo viste i no se confirmó la noticia... Después de todo nc t e n d r í a n a d a de particular, y si no se casa con éí ó con otro será porque ella no q u i e r a Y a lo dicen los a n u n c i o s ¡Tod a s todas se c a s a n! It a u n q u e L i n a a n d a yí n: u cerca de los cincttcnta, quién no se ciega an te los r e s p l a n d o r e s dt esos dos millones de qicdrería? ¡S e casará cuando la dé la g a n a ¡A n d a por a uí c a d a buen mozo á caza de viejas ricas... Conocí á L i n a Cavalicri en un v i a j e L E célebre cupletista iba í R u s i a llamada por algu no de los G r a n d e s D u ques á los que t a n car. costó, y se había alquilado p a r a ella sólita un vagón entero del Xord- Ex prcs... Ln. pacicnte 3 ner viosa paseábase constan teniente dando besos u n a p c r r i í a que en b r a z o s y echando po: boca y n a r i c e s más hume que la c h i m e n e a de tma fábrica... A la h o r a de! a l m u e r z o se ¡crescntó en el v a g ó n- r e s t a u r a n t fatigada, sin m a q u i l l a r sin a l h a j a s Y es esto la (íavalieri? -nos p r e g u n t a m o s Lila ai: cnas ¡robó boc a d o Ú n i c a m e n t e a servirla u n a fuente de j u d i a s v e r d e s se animar o n sus ojos, y la ¡cerra ella se a t r a c a r o n de P lin; o, comiendo a m b a s cr el mismo ¡dato... Lueg: continuó fumando comí un carretero. P o r la noche se rejiitic la m i s m a escena en la co mida. L i n a deió p a s a r lo; ¡ciatos sin p r o b a r l o s c ú n i c a m e n t e l; izo h o n o r las j u d i a s Al día siguicii te, cu el almuerzo, judía, o t r a vez... Yo m e qued. en. Picrlín. y I d n a Cava, licri siguió su v i a i c á Ru sia en el Nord- Exprcs... JOSÉ JUAN CADENAS. hV A C. VALICRI EN T H A I S r -Ht F- i