Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
completo dos viviendas de pobres labradores y mató á cinco personas que en ellas se encontraban. Creemos recordar que en alguna ocasión se h a n hecho campañas para acabar con ese barrio, siempre expuesto á sucesos dolorosos como el presente. Siempre serán tan oportunas como ahora, pues el barrio es peligroso aunque s e a pintoresco. ¡Si nuestros padres le vantaran l a cabeza... Esta frase, ya demasiado vulgar, se habrá repetido días pasados yie. ndo volar á un ciudadano ante los ojos del publicó deseoso d e- contemplar esa novedad. a hemos disfrutado en Madrid las emociones de la aviación! En el campo de la Ciudad Lineal, situado en el kilómetro 7 de la carretera de Aragón, se verificóla primera de este novís i m o espectáculo con asistencia de numeroso S. Í. WIV iiistinguido público. Mr. iMamet c r a c 1 aviador, con un piloto de la escuela de Blcriot 2 n Pan, y su aeroplano zra también Bleriot, ti Canal de la Mancha Maniet hizo tres vuelos el primero con averías, f uc fueron pronto reparadas. E n el segundo hizo buenas evoluciones, y en el tercero causó V c r d a dero entusiasmo, por ue después de elevarse describió una curva sobre el campo de aviación, tomando tierra con facilidad y llegando al hangar impulsado por el motor. Ha sido, pues, cxcc lente el comienzo de la aviación en Madrid, lo que promete su arraigo entre nosotros. El. campo de la Ciudad Lineal lia sido muy elogiado por el l) ro io Mr. Mamet. lis un buen terreno, sin árboles y sin construcciones que puedan ocasionar riesgos á los aviadores. ANTONIO DE MADRID. y Mr. Mamet en su aeroplano en pleno vuelo. Un aspecto del mascnIHco catnpo de aviación de la Ciudad Lineal el día de la ascensión do Hr. Mamet. iFots. Bivoro.