Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA GRÁFICA O orno no se necesita ser un gran observador para fijarse en ciertas cosas, es seguro que hasta el más sencillo de los espectadores de los sucesos habrá echado de menos una manifestación de entusiasmo en honor del general Marina á su llegada á Madrid. Tan reciente está la campaña del Rif, donde el bravo militar ha conquistado el aplauso y la admiración de todos los españoles, que parecía indicado ese homenaje al presentarse im momento propicio. Cierto que el Rey- -con quien viajaba desde Córdoba el ilustre caudillo- -se dignó sentarle á su mesa, colmándole de atenciones; y no menos cierto que fué vitoreado en la estación por las personas que acudieron á esperarle... Pero, ¿no era natural que el pueblo de Madrid, con todas sus representaciones, le hubiese recibido en triunfo... Estas preguntas queden contestadas con la modestia del general, el cual rogó, según dicen, que su llegada pasara inadvertida. Y sólo en el cumplimiento de este su deseo tendrá el suceso justificación y disculpa. El general Marina vino á Madrid llamado por un grato y dulce Bl general Alarlna saliendo del Palacio Keal. m I 1. í ií. j i I os príncipes japoneses Fushiml en el patio de la Catedral de Sevilla. Fot. Barrera.