Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA UKfn 5I bAí 5 ANElCbATA CARICATURAS D Cíe í- tüESTROS CONCURSOS El pie más pepena de España. H scrupulosamente comprobadas las medidas del pie y la estatura de las cuatro concunsantes, entre las cuales existía la duda á que nos referíamos en nuestro número anterior, ha resultado premiada la SEÑORA DOÑA FILOMENA GARCÍA DE CASTRO domiciliada en Sevilla, calle de Ximénez Enciso, núm. 21. Nos complacemos, en consignar que la mayoría de las concursantes, según las medidas que nos remitieron, tienen un pie que no IDasa de 20 centímetros, que es un pie pequeñísimo en una estatura superior á 1,50; pero el de la agraciada es realmente el pie de la leyenda, pues no llega á 195 milímetros. U n a vez más ha quedado justificada la fama de las andaluzas. Damos la enhorabuena á la premiada y las gracias más expresivas á cuantas nos honraron acudiendo al Concurso. Y agradecemos también las frases que con tal motivo nos dedicaron algunos periódicos, particularmente las del profesional El Figurín que edita D. Antonio Pérez. más frecuencia este género de, catástrofes. En el choque de Witham, donde fué enorme el número de víctimas, las empresas hubieron de satisfacer, en concepto de indemnizaciones, nada menos que 200.000 duros. Y así podríanse citar numerosos casos semejantes. Es un detalle curioso, no obstante, la insignificante proporción entre el número de víctimas registrado en estos accidentes y el total. de pasajeros que los trenes conducen. Las estadísticas inglesas acusan en 1902 la proporción de un muerto por cada 198 millones de viajeros. En 1904, uno por 199 millones, notándose posteriormente un considerable aumento de desgracias personales, según la estadística de 1906, que arroja la cifra de uno por 47 millones. I N U N D A C I O N E S FAMOSAS I as inundaciones de París no son cosa de importancia extraordinaria si se recuerdan las ocurridas en otros diversos países de la tierra. Terrible f u é la inundación de Johstown (Estados Unidos) donde, en 1889, lluvias copiosísimas ocasionaron el desbordamiento del río Susquehanna y sus afluentes. Unas 6.000 personas perecieron ahogadas. Los daños producidos por la inundación fueron calculados en 50 millones de dollars. China ha sido teatro de inundaciones no menos funestas. En 1887 salióse de su cauce el río Amarillo, dejando sumergidas en sus aguas á 1.500 aldeas, que resultaron destruidas comjjletamente. El número de infelices que perecieron en la catástrofe no se pudo fijar con seguridad, pero es muy posible que excediese del millón. No es preciso citar las considerables inundaciones ocurridas en nuestra península durante los últimos cincuenta años. La propiedad sufrió graves quebrantos, pero, afortunadamente, el vecindario de las comarcas inundadas pudo salvarse en su mayoría. En Hungría estos desastres han causado más de 2.000 víctimas en pocos años. Los ingleses han soportado también acontecimientos parecidos. En el Norte de Gales, Kent, Essex y otras regiones, los perjuicios han sido importantísimos en épocas. nomuy leianas todavía. CHISTES Y CARICATURAS INGENUIDAD 1 1 na pareja enamorada sale de la iglesia, donde acaba de contraer matrimonio. -i Qué emocionada e s t á s vida mía! -le dice á la esposa el esposo. ¡Apenas has podido pronunciar el sí! ¡Es verdad! -contesta ella. j Ya lo pronunciaré mejor otra vez! UNA A D V E R T E N C I A C i usted quisiera, señorita! -decía una muchacha á su ama. Qué? -Pues... Tengo que escribir á mis padres... -Bueno, mujer; yo te escribiré la carta. Después de escrita, añadió la muchacha -Ponga usted ahora que mé dispensen la mala letra. VERDADES Y MENTIRAS LO Q U E CUESTA UN DESCARRILAMIENTO p I reciente desastre de Brighton, que ha costado la vida á siete personas, representa para la Compañía ferroviaria á que el tren siniestrado pertenecía, la respetable cantidad de 2.1 000 libras esterlinas. La suma no es grande, sin embargo, si se compara con las 60.000 libras que á la Louth Western Raílway, inglesa también, costó el descarrilamiento de Salisbury en 1906. Inglaterra, con su espesa red de comunicaciones ferroviarias, es la nación de Europa donde ocurre con A LA VUELTA- ¿Y qué impresión traes de Londres? -Desagradable, chico Con aquella niebla tan espesa, siempre anda uno tropezándose con ingleses.