Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lia ofrecido también en este brevísimo período una nota triste mezclada con otras agradables y regocijadas. Nos referimos, naturalmente, á la vida que puede llamarse del dominio público, única que solicita la atención de todos, pues nadie ignora que en la recogida y callada que forma la trama- de la existencia esos contrastes son eternos. Anotemos, pues, la El vapor Guipúzcoa embarrancado á l a entrada del puerto de Bilbao, Fots. Sanlal 6 angustia de los náufragos del Giápúscoa, embarrancado i u n t o al puerto de Bilbao, viendo tan cerca la tierra que estaba tan lejos para dios. Y en seguida, el regocijo con (lue los niños, alumnos del Fomento de las Artes, recibieren el agasajo de la señora viuda de Iturbs, después de escuchar la palabra pa- Alarinos otando una trainera, ayudados por el, püblico, para salvar á los náulragos. r ií lfÜ- i rol terna! del Sr. Dato, ¡lue les habló de la patria y de la bandera, amores que conviene inculcar en el espíritu de los niños en estos tiempos en que algunos se dedican á procurar que los olviden. Aun ue en otro sentido, esta plausible iniciativa del presidente del Congreso responde á los mismos fines que ¡nsijíraron el mitin celebrado en Jai- Alai el miércoles último. ¿Otras fiestas gratas. I. a cacería celebrada en la hermosa posesión del mar ués de la Mina, La Flamenca, en honor de S. M. el Rey, y á la que asistió también el señen Maura, dicho sea sin intención política. La función religiosa que en el Buen Suceso organizó á su patrón San Ildefonso, el Cuerpo de Caballeros Hijosdalgo de Madrid. Y el acto de jurar la bandera los nuevos tenientes alumnos de la líscuela de Veterinaria en el cuartel de la Montaña. ANTONIO DE M A D R I D El dij- iglble España construido en París, preparado en Pan para las pruebas preliminares. Fot. Alonso.