Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i? í- Los alumnos del Fomento de las Artes e; n el jardín de la señora Viada de Iturbe, en cuyo palacio les dio una conferencia el Sr. Dato. Fot. Kivero. ga, á cuyo duelo nos asociamo. s- -reflejo fiel de nuesque ello es, en nuestro tiempo, el cuento y la histotra existencia, documento de incalculable valor... ria, la filosofía y la crítica, la realidad y la poesía... Horas antes de morir, Fernández Bremón enviaba ¡cuanto puede tentar á un talento como el suyo al eriódico sus cuartillas acostumbradas. Ha muercomplejo para apreciar la vida y jugoso para coto sin abandonar su puesto, al pie de su deber, como mentarla! En La Ilustración Española y Americana a uellos grandes varones, org- ullo de nuestra patria y queda la muestra imperecedera de su labor de crode nuestra raza, que evocaba en su saludo á España, nista. Treinta y cuatro años de Historia Univerdesde la tribuna del Ateneo, D. Belisario Roldan. sal- -como dice muy acertadamente el querido coléi Admirable orador este argentino ilustre, que ha refrendado entre nosotros los altos t W títulos expedidos en su país, donde se le considera como una gloria nacional... Con decir que justificó plenamente los elogios previos, queda afirmado que su elocuencia e s portentosa. Posee las condiciones externas que á la oratoria señalan los preceptistas KT y los públicos- -únicos jueces éstos en la materia- -y también el espíritu cultivado y entusiasta imprescindible para producir el entusiasmo. Sus oyentes del Ateneo no eran gentes fáciles de entusiasmar y, sin embargo, le aclamaron sin reservas. Basta con esto para consagrarle. Por la sinceridad del homenaje que renH día á la madre España, debérnosle una gratitud no menos sincera, que ha de extenderse á la República Argentina; puestO que escogió para ta; Alumnos de la Academia Militar de Veterinaria jurando Ta bandera en el cuartel de la Montaña. í fe ¿Má. íi ¡Ha