Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r 4 Estado actual de las obras de la nueva casa de Correos de Madrid. creer que sus palabras (le ahora i ue (leii teuer exacto cumplimicuto. Cou esto y con que emi) iece i) or fin la famosa (jran Vía y s e termine pronto la nueva c a s a (le (Correos, alzada sobre el solar de aquellos i n o 1 vidables Jardines del lUien Retiro, la villa y corte habrá cambiado de fisonomía lo bastante para insi) irar varios tomos de cr (Miicas retros ectivas... ¿Quién conocerá el Madrid de i8 qo, en presencia del Madrid de s 20, con no estar muy distantes ambas fechas... I a comparacic) n excitará el recuerdo á los es írítus poéticos, y en cambio, afianzará en los prácticos el culto al trabajo y á la constancia, como únicos elementos rc. o eneradores y vivificantes... i Todo se consigue con la perseverancia! Viejo axioma que se nos aparece como nuevo, siempre que la i S: WP W realidad nos consuela con uno de sus triunfos. A h í están, por ejem lo, los actores españoles, ayer desperdig ados, sin fuerzas, casi sin consideración s ocial, como sus hermanos de todas ¡artes- -c ue siemi) re perjudicaron á los artistas los prejuicios de su jjropia leyenda- -y hoy unidos, considerados como se merecen, f u e r tes ¡y hasta con casa propia! Ante el Circulo de Actores, ue se alza orS ulloso y coquetón junto al clásico Corral de la Pacheca, nadie dudará de los beneficios del trabajo. Y vaya como final inia noticia, que no desentona en estas líneas, donde se habla del trabajo. El o- eneral Weyler corrige las pruebas de un libro de positivo interés, que ha dedicado á explicar su acción en la campaña de Cuba. ANTONIO DE MADRID. El general Weyler en sti despacho. Fots. Alonso.