Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JLRT: E: S P E: ÍVÍE: MIH. A. V I k iLDics. -i Clotilde! Manolita! ¿l ero cómo tanto tiempo? (lirsos ó una y otra. ¿Q u é tal, amigo (iustavo? (icsTAVo. -Ya ve usted, a b u r r i d o esta vida es un aburrimiento: nos la ¡asamos a 1) urrién (lonos unos á otros... (Se siciü jii. Cncria 1,1) 1- ¿Y tu mam. á: ViirtCDics. -Xo está; salió con tía Rosa iie vino á buscarla. ¿Y vuestros i ai) ás? CumuHí. -liicn. muy bien, pero en casa: no bay uien los baga arrancar. Para salir tenemos que cebar man: de éste. CL ST. W O. -Yo me arranco con facilidad; lo mismo me da aburrirme en casa ue en la calle. A iRrt: i) s. Más bien será en la calle... Con vuestro riino no l al réis desai) rovecbado el verano, de seguro; bien os babréis diveródo. M. woi. rr. v. ¡Si apenas salimos... Coa el calor... Luego no sabríamos donde ir... b n. era de la banda niunici al... Como iue gracias á l; i l) anda pudimos encontrarnos las amigas en el I eíiro alguna nocbe. Ci. i n. i) i- (Juién. salía de día con 43 gra; los á la sombra? ¿Y ué il) a uno á ver? Como ii; fuei a uasear en coche á los moriros de la embajada... i b ii -A i) r ii) isito, Sabes ¡ué nos (luicre hacer tragar ba uita Olóriz? Pues (jiie! lia ÍH cbo el amor uno de l; i embajacbí. ViRi Uoics. ¡Jesús. -María y J o s é! CnoiTi. ¡Qué ilusiones! ¡i ara ella ba e do la embajada Clrsi- WC) -Pues como no sea para eso, no se ra (lué ha venido. i l. oi. ri. -A Pa uila es a uien lialjía ue decirle ue no nos veng; i -on embajadas de esa clase. GUSTAVO. ¿Qué sabes t ú? ¿P o r ¡Lié no ba de poder enamorarse un moro de! a uita? iiu iue no sea más cpae uorciue no la bace caso ningún cristiano... X o se i) arece á vosotras. uc tenéis una eabila de i) retendientes... CnoTJi. Di; I l irtiidcs. llij; i, es verdad, y no sé en iué consiste, i) or (iue no valem. t) s nada. P xoi, ri A. -Xo valemos nada, cro es una de pretendientes... Cii si wo. -Os lo tengo dicho: sois dos jilazas de las oi) osiciones á Correos. Por supuesto, irtudes, usted también tendrá su 1) uena lista ác aspirantes. iRTUDics. ¿Asirirantes -o? Xi uno, bien lo sabe Dios. Ci. o rn. ui; (Para Y nosotras tainl) ién. M. v. xoi. fTA. (Para sí. ¿Quién va á as) irar á esa cara tan desgraciadita? Cusi wo. (Para sí. Sería el i rimero ue tuvieras. I ella. X amos, vamos, ue ahora con el movimiento de las trojias, alguien se habrá a rovechado para poner sitio á esos ojos... A ue sí? (Para ú. ue no? iKTUi) i- s. -Se e uivoea usted. Xi esto taml) oco para iJcnsar en asi) irantes. CL SI AVO. ¿Cómo es eso? Ci. o L iLDi- ¿Qué te pasa? i RTUDMS. -Que 1 a guerra de MeliUa me ha i iutado las ganas de todo. i l AX LiT. Se han llevado á Melilla á tu tío b! am n? i Rirniís. -Xo, por cierto. M. woi. iiA. ¿Tienes algún otro ariente milit a r Pues entonces... (Irs J. wo. -Sercillainente ijue las tristezas de esos iucesos la impresionan. ¿Ycrdad que sí, Ydrtudes? i l ravo, X irtudes! ¡I s usted u n a gran p a triota! Acaso es usted descendiente, por la línea materna, de Agustina de Aragéíu. u ii iui) i- s. -Tampoco es lo ue usted cree. Clavo está que siento la guerra de Alelilla r las amarguras ue ocasiona á l i s p a ñ a ero h a n d