Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
v: f -ií. r C n Vi Snxii T: V I I i UNO D E LOS A L M A C E N E S obtiene la supremacía entre todos sus similares, habiendo contribuido mucho á su expansión los diversos y frecuentes viajes realizados con tal objeto por el socio D. Francisco Sensat, el primero que salió á ofrecer y ropagar en el Nise. Continente los aceites de oliva españoles. De la importancia extraordinaria alcanzada cu esta industria por la casa G. Sensat. hijos, es demostración concluyeutc la soberbia instalación que de sus almacenes, fábrica y refinería tiene hecha en Barcelona. Ocupa ésta una considerable extensión de terreno de más de 4.000 metros cuadrados, cuyas múltiples edificaciones limitan los números 126, 128 y 130 de la calle Marina, y 125, 131, 133 y 135 de la de Alí- Bcy. En su subsuelo existen 50 grandes trujales, capaces, la mayoría de ellos, para i.ooo cajones de aceite, y hay además otros varios de hierro mcHitados en la suiierficic para determinadas atenciones, líntre lodos ellos, se encierran allí anualmente 1.500.000 kilos de aceite, ue á medida que salen se van rciiunieiído, pues la salida anual no baja del doble ó sea de unos ü á 7. S. Ü 00 cajones. Lii complejidad y perfección de esta noL; l) ilisima instalación es realmente admirable. A. Í! í se hace iodo: entra el aceite en bruto, escogita do de las mejores marcas productoras, y se rectifica por medio de filtros y otros aparatos, que son la última palabra de la industria, para obtener su más perfecta refinación; entran la hoja de lata en planchas, la madera en tablones, el estaño v plomo en barras, el alambre en rollos, etcétera, etc. y todas estas primeras materias se transforman en los respectivos talleres de hojalatería carpintería, tonelería, litüfírafía y cerrajería en envases de diferentes formas y multitud de cabidas; los de hoja de lata, primorosamente decorados, según las exigencias de los mercados de consumo, que, en más ó en menos, lo son todos los del mundo, desde los de nuestra península, cuyos más importantes fa 1) ricantes de conservas emplean con singular predilección los aceites de oliva de G. Sensat, hijos, hasta los de todas las Rein iblicas americanas, donde gozan tan grande como merecida fama. Las recompensas obtenidas por los insui) erables aceites puros de oliva ue esta casa elabora, se cuentan por el número de Exposiciones á que han concurrido, cons- SALA D E M O T O R E S Y H O K N O S SALA DE F I L T R O S tituyendo envidiable decoración del elegante des acho instalado en el edificio anexo á sus grandes almacenes, íálirica y refinería y construido ad hoc para oficinas. las doce Mcdallus de oro y cinco grandes Diplomas de IJonor. ganados en otros tantos importantes Certámenes. A tan reciados títulos tiene hov ue añadir la casa de G. Sensat, hijos, el micvo triunfo por ella alcanzado cu la importante exposición iiitcrnacional que acaba de celebrarse en Santiago de Galicia, y cuyo Jurado calificador, dando prueba de inteligencia y acierto, le ha otorgado las más altas recompensas, el Gran Premio de Honor y el Gran Diploma de Honor. La meritoria y loable empresa, con tanta inteligencia como entusiasmo comenzada jor a iiel malogrado é ilustre atrieio que se llamó IX Gerardo Sensat y Maristany, ha sido sabiamente continuada y llevada al más brillante éxito i) or sus dignos hijos, los actuales proiiietarios de la casa, que han sabido colocarla en el lugar preeminente que ocupa, conquistando para ella la envidiable y merecida fama que goza, y contribuyendo iiodcrosamente al desarrollo, engrandecimiento y prosperidad de la importantísima industria olivarera española. G. P