Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA GRÁFICA CACERÍA REGIA. EL VIAJE DE UN POETA. TEATRO D 8 LOS NIÑOS. REGRESO DE TROPAS. EL NUEVO EMBAJADOR DE TUROUÍA T í uy interesante resultó la cacería regia, verificada en Aran juez con un resultado magnífico. Acompañaron á S. M. su primer montero el marqués de Viana, el ministro de Fomento, el conde de Artaza y los señores D. Isidoro Urzáiz, D. Justo San Miguel, D. Joaquín Caro y D. Jacinto Martos, excelentes tiradores todos ellos. Hiciéronse muy buenos tiros, como era de esperar, y se cobraron más de 200 faisanes y varias piezas. A la ida al jardín del Príncipe, que era el sitio señalado para la cacería, S. M. fué vitoreado por el numeroso público que le aguardaba. Y para que todo resultase agradable en esta excursión, hizo un tiempo magnífico, contrastando con el que venimos disfrutando en la villa y corte, hija predilecta, por hoy, del amigo Neptuno. Invitado por el Círculo Andaluz de la Habana, que ha enviado á D. Juan Perlé para que le acompañe, el ilustre poeta Salvador Rueda va á visitar aquellas tierras donde aún vibra el nombre y el corazón de España. Salvador Rueda hará primero un alto en Canarias y pasará también por Puerto Rico. Tanto en la isla española como en nuestras antiguas colonias, se le prepara un recibimiento digno de su fama. Su excursión será verdaderamente triunfal. Rueda merece esos homenajes que, por tratarse de uno de los nuestros, deben enorgullecemos á todos. M. EL REY EN LA CACERÍA D 1 RIG 1 ÉNDOS 8 í DE ARANJUEZ RU DUESTO iicL LciiiLiu Luid. iLiea uij ua a e bU y eluo: ia EL POETA SALVADOR RUEDA Y D JUAN PERL 6, QUE LE ACCMPAÑA EN SU VIAJE Á LA HABANA fot. Alba creación del teatro de los niños, donde las tiernas criaturas puedan divertirse y sacar algún provecho de su diversión, lo que no hallarán en el teatro de los hombres. Y como Benavente demuestra el movimiento andando, ha puesto en práctica su idea en seguida y, por cierto, con el éxito que le era debido. La función inaugural, celebrada en el Príncipe Alfonso- -donde se hospeda el teatro de los niños, -resultó admirable. En ella se estrenaron dos obras del propio Benavente: Ganarse la vida y El príncipe que todo lo aprendió en los libros, que pueden considerarse como maestras del género á que pertenecen. El teatro de los niños ha