Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
te prodigiosa, y produjo obrr. de todos k s géneros, pero en ninguno llcgé) á soijresalir tanto ccmio en la intura de los tipos populares. Sus escenas de fiestas campestres tienen, además de su mérito como pinturas, ima gracia univcrsalmentc reconocida. De sn manera de hacer, dice el Sr. Xusso, anees citado: Hacía sus estudios con lápizM) lomo ó con negro y nada cargados, pero con delicadeza y exactitud. Su colorido, á la verdad, es muy digno de estudiarse. Huía tic los colores enteros teniéndolos por crudos... Ha hecho muchas obras donde todo parece claro y en cuyos fondos sabía indicar el aire interpuesto, al paso cpic en los primeros términos muestra más vigor y fuego en los colores, ue alguna vez llegan á ser dorados. Como sus enemigos le acusaban de uc no hacía más ue aguadas de óleo con color, dio en empastar mucho las sombras de sus cuadios, con lo que perdían su transparencia y quedaban pesados y férreos. Rubens le hizo desistir de acptclla mama, aconsejándole (jue conservase la transparencia de la imprimación, que cargase cuaiito quisiese los claros, pero (jue inviera mucho cuidado con los obscuros. Tenía este artista en la aldea de Pcrck, entre Malinas y ilvoda, una casa llamada Tres Torres (13 ry Toren) (jue era uno de los sitios de rcnnión más frecuentados por la mejor sociedad de stt tiempo. Itn- ió Tenicrs en Bruselas á los ochenta y cuatro años, en 694, y su cadáver fiic trasladado á la citada al dea de l crck y scptiltadó c n el coro de la iglesia de Santa IMaria. Como las obras de éste eran tan distintas de las ue en su época estaban en boga, tuvo que luchar on grandes dificultades para darlas salida. Cuéntase (iue en su juventud llegó un día á una posada on su caja de colores, un trozo de lienzo, mucha hambre y ningún dinero. Almorzó allí de bonísima, gana, y al terminar tomó los pinceles y retrató á im músico ambulante que estaba á la puerta, ofreciendo al hostelero aquella pintura en pago del almuerzo. No le pareció al posadero ue el valor de a (jucl lienzo llegaba al gasto hecho i) or el artista y rechazó enfurecido el lienzo, pero afortunadamente llegó un inglés, que aiprcciando el mérito de la obra de Tenicrs, se la comijró en el acto á buen precio. Poco duio la mala época, ptics muy pronto cobraron sus cuadros tanta fama, (pie apenas tenía tiempo para pintar los cuadros qtic le encargaban. T. A CEXA J) E LA XOCIIE DE REYES. -Coil CStc título y el de Le roi boit figura en el catálogo del Musco del Prado este cuadro de Tenicrs. El artista representó la fiesta esencialmente popular del rey del festín en la noche de la Epifanía. h ta costtim. brc, muy generalizada en la Edad Atedia, de la proclamación del P cy del haba al grito de ¡Él rey. bebe! se cree ciuc tiene su origen CIT un juego de niños, que en las fiestas sátm- nalcs de la antigua Roma sacaban á. la suerte uién sería el rey. Después se convirtió en mía fiesta farailiar en la (pie una haba, oculta en una torta, designaba al rey del festín, á quien competía en i) rimer térniino regular los momentos de beber y el número de cop? s. CARLOS L U I S DE C U E N C A FIESTA Y COMIDA DE ALDEANOS