Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
friESA REVUELTA CONEJOS DE AUSTRALIA O e s d e Australia á Tilbury han sido enviados 624.000 conejos, de los cuales se ha hecho el siguiente reparto: 190.000 al depósito frigorífico de Londres; 85.000 á Birminghan, y el resto á Liverpool, desde donde serán expedidos á las diferentes poblaciones de Lancashire. Dentro de poco llegará otro envío más considerable aun á Tilbury, en el buque Dorset, que lleva á bordo 60.000 cajas, carlea una de las cuales contiene 24 cone. os, es decir, que el total d e estos anitnalitos asciende á 1.444.000. MANTECA FRESCA p stos inventores son el diablo... ¿Qué dirán ustedes que hace ese señor que aparece en esta fotografía... Colocar unos tubitos en la parte interior de la rueda de una bicicleta, á igual distancia unos de otros, y sujetarlos en los radios por medio de unos resortes... Esto, á primera vista, no. tiene nada de particular y, sin embargo, es una de las ra en la economía doméstica que de día en día va siendo más industriosa. A lo que ella contestó en se- yuida: -Dispensa, Juan... Ya tengo mpeñada mi paJalsra. CHISTES Y CHASCARRILLOS EN UN E X A M E N p r e g u n t a el catedrático al examinando; ¿Qué es caución? -Caución... caución... P u e s una cosa que sirve de garantía. -Según eso, cuando coge usted un paraguas para garantizarse contra la lluvia, el tal paraguas es una caución. -No, señor; es una pre... caución. EL ORDEN I I n señor que pasaba una temporada en. el campo, llamó cierto día á su cochero y le dijo: V ete al pueblo y tráeme dos azumbres de leche. -Señor, eso es cosa de la cocinera. -Tienes razón. Prepara el coche, engancha los caballos, que monte la cocinera, la llevas al pueblo y que me traiga los d s azumbres. UNA DUDA i e r t o mentecato que presumía de escritor, dijo una vez á un amigo suyo: -Tengo una duda y deseo que me la resuelvas. -Tú dirás. -La palabra zapa, ¿se puede escribir con c? -LlomlDre, como escribirse sí que Se puede... Ahora que, en vez de zapa dirá capa... i Pero puede escribirse, no lo dudes! UNA INDIRECTA I í na señora enamorada de im caballero, sospechaba que éste estaba, á su vez, enamorado de una prima suya, y ardía en deseos de cerciorarse de ello. Reunidos en una tertulia, díjole como bromeando: -Vamos á ver... Si mi prima y yo cayésemos al río, á cuál de las dos salvaría usted primero? Ay, señora! -contestó el interpelado. -Yo sé muy bien que; usted nada perfectamente. UNA VIUDA p nviudó una mujer joven v agra ciada, la cual, al sacar el cadáver de su marido, daba grandes muestras de dolor. ¡Me quedo sola en el mundo! -decía llorando. -No te apures, mujer- -la dijo un primo suyo en voz baja. -Yo me casaré contigo. UNA SEÑAL ¿Y por qué dices que no debo ser simpático á t u padre? -Porque he visto que le ha quitado la cadena al perro. Fots, Delius cosas más asombrosas que han podido ocurrírselc á lui inventor, con ser tantas y tan estupendas las que salen diariamente de una de esas cabezas privilegiadas... Sí. ¡Sepan ustedes que esos tubos se ijonen así para llenarlos de leche... Sale el dueño de la bicicleta á dar un paseo en ella, con la tubería llena, y al volver á casa se encuentra con que la leche se ha hecho manteca y de una frescura indudable... ¿Hay navla más sencillo... Esta idea se le ha ocurrido á un señor de Berlín, de donde nos viene la noticia, y es de esperar que se propague por su economía y sencillez... Indudablemente hará una revolución en la industria manteque- UN QUITE- ¿No tendría usted algo de comer que darme? ¿Ya está usted aquí otra vez? Espere usted que voy á llamar á mi ma: rido. -No se moleste, señora, que no soy antropófago. LA C O M P A Ñ Í A arriero que sabio U n porqtie leía elpresumía deque se periódico publicaba ¿n su pueblo, acostumbraba á repetir las frases hechas y los