Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lií SA RLVU LPero el ¡producto principal del terreno es el caucho, del cual se han extraído en pocos años lo.ooo tondadas, por valor de o millones de francos. La temperatura de la Alta Guinea oscila entre 2: y 28 grados centígrados y en su suelo caen durante un año dos metros y medio de agua pluvial. RECLAMO ORIGINAL deja de serlo el que circula en la actualidad por las calles de Paiís. Es un ciudadano que se dedica á reisartir prospectos de un cinematógrafo y lleva el anuncio de la función en el sombrero. Pero esto no sería original del todo: la originalidad consiste en que el anuncio es transparente y va iluminado por unas bombillas eléctricas colocadas en el intefijo artt orisco en España y en Sicilia hasta 1500 y el arte persa y su influencia en Rtisia y en Polonia. EL RECORD DEL COMERCIO C egún afirma una autorizada revista inglesa, el primer puerto comercial de todo el mundo es Singapore, situado en el estrecho de Malaca y llamado el Londres de Oriente por los exportadores. La importancia del comercio de Singapore, en relación á su número de habitantes, se apreciará sabiendo que llega á 2.000 francos por individuo. Esta cifra individual no pasa en Inglaterra de soo. ADVERTENCIA p o r un olvido involuntario no se i consignó en el número pasado I que el cuento Airoso, de Luis de Terán, es el señalado con el lema ...Como me lo contaron... denuestro Concurso. CHISTES Y CARICATURAS E L REMEDIO I n sujeto se encuentra en la calle á un amigo suyo, le para y le dice: -i Dame un susto... ¡Anda, en seguida! ¿Por qué? -Porque tengo hipo y así es como 3 c quita. -Bueno... Pues aila va... ¡Préstame cinco duros! ¿Ves... ¡Ya se me uitó! LA MISMA CUENTA C e confesaba una nmjer de pueblo, y dijo al sacerdote: -En el primer Mandamiento no pequé, conque vayase lo uno por lo otro. Y asi siguió con los restantes. El confesor, que ya iba perdiendo la paciencia, la contestó en seguida: -El año pasado le di la absolución, y éste no se la doy... Conque ¡vayase lo uno por lo otro. EL CASTIGO r ecía un hombre muy socarrón á un amigo, hablando, de su manera de vivir: -A mi me gusta castigar al cuerpo... ¿Que me pide sardinas? ¡Le doy jamón! ¿Que me pide jamón? i Le doy guisantes! -Bueno... ¿Y cuando le pide á usted vino, se lo da? -Hombre, sí... Alguna vez hay que dí. rle lo que pide para no extremar el castigo. POR LAS SEÑALES ¿Es usted casado, eh? -Ca, no, señora. Este chichón rae lo ha hecho un gallego con un cajón que llevaba á. cuestas. Pot, TlcVm rior del sombrero y alimentadas por una pequeña batería que el hombre lleva en un saquito. Como aquí se traducen tantas cosas del francés, no tendrá nada de particular que cualquier noche nos encontremos en Madrid con uno ó con varios sombreros luminosos y anunciadores. EXPOSICIÓN I N T E R E S A N T E pvurante el año próximo se abrirá en Munich una Exposición enteramente consagrada á las obras maestras del arte musulmán. La Exposición comprenderá el período de los Califas hasta 1258, el JUSTIFICACIÓN -Este cuchillo no corta y esta chuleta es una correa. -Señorito, es para que pueda usted afilar el cuchillo. LA VERDAD p r e g u n t a b a n á un desventurado, viéndole á cuerpo gentil en una cruda noche de invierno: ¿Pero cómo va usted así con