Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
repulo. E n t r ó Sánchez Coello al servicio del príncipe del Brasil D. Juan, cs oso de la hija del emperador doña j u a n a y á la muerte del rinci u su vmda le recomendó á su hermano h dii) e ¡i. y i rey de l sijriña, y éste, cuando su iiintor íavoriío Antonio 3,l ro se volvió á su iiatria, nombre á Sáncliez Coello su inu) i- de cámara. De tal suene supo g- ranjearse este i) intor el favor real por las excelentes lerendas de su carácter, ue, según los testimonios de l achecf) y de Tusc c Martínez, le dio el rc -a osent en la casa llamada del Tesoro, inmediata al real palacio, con el que la unía un pasadizo secreto ¡xjr el cual solía el monarca sori) rcnder al artista, ya cuandc) más descuidado estaba comiendo con su familia, ya cuando más engolfado se hallaba pintando en su estudio, y cuentan los citados autores c (ue al tratar el pintor de levantarse jara hacer al so üerano su debida reverencia, solía bY lij ie 11 ajioyar sus manos en los hombros del artista para inriedirle que se levantase. Pales muestras de llaneza y afabilísimo iraio en m: monarca que tan adusto nos rei) resentan sus biógrafo, s, son realmente- curiosas é interesantes. Según Pacheco, no menos (juc el monarca esi) añol, le honraron or fama los mavores príncip- es del m i m d o hasra los pontífices Gregorio X I I I y Sixto V, el gran duque de Saboya, el de IHorcncia, el cardenal Alejandro F a r nesío, hermano del duque de l arma. Sánchez Coello, dice Madrazo, es en sus retratos un Tiziauo, sm el numen, del gran colorista de Cadora, Perfectamente dibujados y bien modelados tod (vs ellos, arlicipan de cierta entonación sni (jcneris. dimanada, sin duda, del matiz perlino de sus medias tintas, un tanto conven -ional, pero muy agradable, Retrato déla infanta doña Isabel Clara Eugenia. Mide este lienzo t, T 6 metros de alto i) or p, 3 de ancho, y por los datos del Archivo de la rcil ca a, jmcde suponerse que era de cuerpo entero y (iue después fué cortado. Fué doña Isabel Clara Eugenia la lija i) rediIccta de Fchpc II, á rjuien cedió los Países l ajos en T 598, y casó con su primo Alberto de A. Htna. Los archiduques trataron de pacificar aquel país. Se apoderaron de Ostende en 1 Ó 04 y en i6o firmaron una tregua de doce años, ue se coiivu- ta más tarde en paz denniliva. la muerte de- Alberto, en 162 T, (juedó la infp. nla de gobernadora ha. sta su muerte, ocurrida en lirr, elas en 1633. CARLOS L U I S DE C U E N C A TÍFTRATO ÜH 1 AS DOS I N F A N T A S DOÑA IS lsHl. CLARA Y n o Ñ A CATALINA