Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AM t 5 í tf r -J- f -4. a K. V J 6 Í -f EL CASTILLO DE CHILLÓN I IN sol tro icaI se destaca sobre el cielo azul é estuvo sujeto de sus píes y un anillo enclavado en el ilumina el lago Leman, que, como otro cielo, mismo i) i! ar de la cadena que cndía de su cuello. se ve intensamente azul. Rodeado de este cuadro Id anillo de esta cadena lo han arrancado. Yo me de color y vida aparece el vetusto castillo, el viejo he quedado como remachado á este pilar, alredemonumento de iiicdra, construido en el siglo JÍIT dor del cual este librepensador ha dado vueltas sobre una inmensa roca ue avanza hacia el lago. durante seis años como una bestia feroz. No podía Encendidos geranios asoman por sus veiUanitas acostarse sobre la roca sino con gran dificultad y ojivales, y por las aberturas ue en los tiempos de sin i) oder estirar sus miembros. En verdad, no telucha asomaban trabucos y arcabuces, lioy penenía otras distracciones sino las de las bestias ferotran rayos de luz. ces encerradas. Casto la parte baja del pilar con su talón. Yo he puesto mi mano en el agujero ue él En sus patios, moradas fucsias caen al i) ie de las liizo. Igualmente marcó, usándolo también con el murallas como el llanto de la naturaleza en duelo l) ¡e, el saledizo de granito donde su cadena le pereterno por los crímenes y sacrificios humanos allí mitía llegar. Por tocio horizonte tenía la odiosa nuicometidos. ralla de roca viva, opuesta al muro que se sumergía El agua del lago penetra en las zanjas, que, geen el lago. neralmente, en otras fortalezas medioevales hemos visto secas, convertidas en escondrijos de lagarHoy vemos esta columna cu la ue Víctor I lugo tos é insectos. grabó su nombre, y también la jiortada en la que aborca aii á los prisioneros, al frente de la cual se Un ambiente de calor, de vida, un rejuvenecimienabre una uertecíta por la cual arrojaban los cadáto formado de emociones, de entusiasmos y de meveres al lago, que mide por ese lado una iirofundiditaciones acompaña este histórico castillo, admidad de 3.000 á 4.000 i) ics. rablemente bien conservado. Sobre esta i) risíón se encuentra la sala cu la uc lüitre sus ilustres visitantes aparece el nombre se reunían los jueces; tiene un gran slcial de varios de Byron grabado en una de las columnas de graasientos. nito de la sala que servía de prisión. Contigua está la cámara de los dii ues de Saboya. Según Víctor fTugo, el cédebre poeta sajón scen ciivo sul) lerráneo se encoiUró la sepultura del sirvió de un viejo buril con mango de inarfil enilu ue l cdro de Saboya. contrado el año 1536 en el cuarto cicl du iic de Saboya, en la época en uc los berneces dieron liber. Yctiialmente existe e 1 baúl de viaje de su esjiosa; tad al gran pensador Bonnivard. es de madera, enchapado con aijlicaciones de bronce. Juan Jacobo Roiiseau, en su Nínnicllc Jlcloisc, y Del otro extremo de la sala de justicia se enVíctor ilugo, en Le Rhin. cuentan sus impresiocuentra la cámara, de los suplicios, en la que se ve nes en tan interesante sitio, y estos poetas no tienen un grueso ilar al cual ataban á los condenados, ocasión de entristecerse ni de llamarlo cam o de quemándoles los íes. y ún conserva las odiosas saliandijas, como llamó á Itálica el poeta, porque huellas de los mártires allí sacrificados. lo conservan con esmero. Víctor Hugo, i) ara deUna de las habitaciones más hermosas 3 mejor mostrar su vetusta soledad, dice. En la primavealumbradas, es el comedor y cocina al mismo tiemra, los pajaritos vienen á formar sus nidos en las po en él exhste una chimenea con capacidad para bocas de los obuscs. asar un buey entero. Una suiza, amable y enterada de la historia del El castillo de Chillón fué construido en los sicastillo, acompaña á los visitantes y les advierte glos xri y XIII. Posteriormente, en el siglo xvi, fué que les está prohibido inscribir sus nombres en el adornado con trabajos de maderaje y provisto de edificio. algunos muebles. Pensamos, ¿á cuántos Victor Hugos en embrión Varias de las celdas en que encerraban á los pritío se les privará de inmortalizarse allí, en la señosioneros han sido descubiertas, y hoy sólo forman rial y sanguinaria mansión? Con todo, los cuidadoun gran salón. Cuando Victor tlugo lo visitó aún res del castillo tienen razón. pcriiíanecían en su estado primitivo. El dice: Es el uinto de estos compartimientos que Bonnivard Para inscribir de nuevo un nombre, serí; i neceha hecho célebre. sario borrar alguno de los innumerables que ya existen. No queda de su calabozo más que e! pilar en que EVANGELINA.