Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L LCYCNPAÍNreNSA de un sueño intenso y pesado y lian suprimido el alerta... Se detiene la tapada y llama con gran cautela en una casa vetusta, de una vetustez intensa. Un joven intenso y guapo abre al momento; la vieja le dice intensas palabras de parte de doña Berta; él recibe la noticia con una alegría intensa, y con intensivo paso sigue el mancebo á la vieja; poco después, uno y otra se meten por la poterna sin parar mientes en la intensidad de la empresa. Mas el intenso Destino hizo que á los dos les viera don Ñuño, C ue aquella noche acampó por allí cerca y hacer vino una visita de incógnito á doña Berta. Don Ñuño, al creer manchada de su estirpe la nobleza, ruge fiero; se desliza cual reptil por la poterna; con sigilo intenso sube, empuñando en su derecha un puñal de intenso filo para su vengí nza intensa. En el centro de! a estancia, ve á su esposa; junto á ella 31 joven, que coa sus manos í Altas horas de una noche obscuia, invernal, intensa... Una ciudad. Un palacio con algo de fortaleza intensiva y extensiva en barbacanas y almenas. Sobre intenso portalón, los escudos de nobleza de don Ñuño de Candonga y su esposa doña Berta. Desde hace más de medio año él está en lejanas tierras, defendiendo á su Mon. rea en lucha feroz, intensa... I, a noble espcs. i está sola en su camarín, deshecha en lágrimas, reclinada sobre rica anacliutera. Silencio intenso; no se oye ni el grito de la corneja que anida del torreón en una intensiva grieta. Del palacio un bulto sale por recóndita poterna; es la mujer quintañona que está al servicio de Berta; tapada con negro manto y, por las jinbras intensas del intenso laDerinto de calles y callejuelas, corre veloz, demostrando la intensidad de sus piernas. Los de guardia no la han visto, pues están bajo la influencia le acaricia la cabeza, ea tanto la quintañona alumbra con una vela. Se oye un grito de don Ñuño al tiempo que doña Berta lanza otro grito, y el joven al esposo le presenta, radiante de intenso júbilo, una condenada muela que su esposa padecía con una caries intensa. Ahora se comprende todo como al fin de las comedias: No pudiendo aguantar más, la esposa mandó á la vieja que fuese á buscar al punto un intenso sacamuelas. Don Ñuño el puñal envaina; da un abrazo á doña Berta, y al mancebo galardona con una piopina intensa. Nota. Intenso es adjetiva que en la actualidad se emplea de modo tan apropiado, como si se le pusiera un sinapismo á una tapia de adobes, y es que les suena bien á mucíios, y lo escriben sin saber lo que se pescan, importándoles un rábc. no de si pega ó si no pega, y lo prodigan del modo que se indica en mi leyenda. MELITÓN GONZÁLEZ. D B J 0 DEL MISMO