Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
KtviSTA ANO XIX ILUSTRADA f N U M 954 MADRJD, 14 DE AGOSTO DE 1909 r V e i i s cpiTK; r 5 E: r cuRRic- V en el mundo cosas así; se diría que la casualidad, inteligente, se complace en arreglarlas... ó en desarreglarlas. En el presente caso, la casualidad dispuso ciue Juaniño de Rozas y Culás de Bonsende, oyendo toda la vida hablar el uno del otro, contar el otro las proezas del uno, hartos de alabanzas á la guapeza recíproca, no se hubiesen encontrado, lo que se dice encontrarse cara á cara, jamás. Cierto que concurrían á las mismas fiestas; es indudable que allí pudieran haberse tropezado; iiTiposible negar la hipótesis; pero fuese porque, lo repito, la casualidad es el diantre, ó porque á veces la ayudamos nosotros, ha que consignar el hecho, ya tan comentado: Juaniño de Rozas no había cruzado la palabra, con Culás de Bon. sende- -y las respectivas parroquias ya lo hallaban extraño, shocking, di- íamos, si el ambiente no lo vedara. Los que conocen tan sólo á la España siiper-