Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la tal señorita se presenta algún partido mejor Alfredo, éste recibirá una misiva rompiendo con él bajo cualquier pretexto. Si tal ocasión no se presenta, las car- tas de Conchita á su idolatrado nenin serán una serie de tonterías, celos, insulseces y lugares comunes. A su amiga de colegio escribirá la de Antúnez, apenas llegada al lugar de su veraneo, una postal con fotografía del mismo lugar y concebida en estos términos: Querida I, ulú: Acabamos de llegar en este momento. Esto es hermoso, como verás por la tarjeta. Todavía no hemos visto á nadie; es decir, sí: ¿sabes quién está aquí... la cursi de Pepita Vázquez con k sus hermanos. Ya te escribiré más largo. ¿Y tú, cómo sigues? ¿Qué hay de novedades. ií Ya me contarás, infame. Adiós y no dejes de escribirme. Recuerdos á... Bueno, adiós. Te besa, tu Chita. Este Chita es la abreviatura cariñosa de Conchita Las novedades son las noticias referentes á noviazgos y los recuerdos á... son recuerdos al novio de Lulú. Todo esto se cae de su peso. Después de esta primera postal vienen otras de la mismaOT; z ¿Hí a, y á éstas y á otras tarjetas participando á sus conocidas que ha dirigido unos cotillones ó que ha presidido una becerrada, se reduce toda la correspondencia de la Autúnez. su amigo. Si son frutas, el nene pondrá en la tarjeta: La de Juanito Eriales no es mucho más extensa. Cómete esas manzanas en mi nombre y guárdame Poco aficionado á escribir, tan sólo la necesidad (de alguna... pedir dinero casi siempre) le hace tomar la pluma en La idea es casi siempre del padre, la escritura es contra de su padre ó á favor de algún amigo. Las car- del hijo, y al final queda la tarjeta hecha un primor tas al amigo suelen ser de este corte: Querido Pepe: de composición y de faltas de ortografía. Haz el favor de pasarte por casa de rui zapatero y Estas son las cartas y postales que circularán este decirle que me envíe los zapatos que le dejé encargaaño y que llevan, ¡ay! doscientos años de circulación. dos. La factura puede pasarla á casa de mis padres. Todos recibiremos éstas ú otras parecidas muestras Yo estoy completamente boqueras. Anoche me han de aprecio durante estos calurosos meses. Todos las dado un palo en el Casino que me han baldado. ¿Y tú, recibiremos, pero yo no las contestaré, os lo j a r o piensas salir este verano? Me han dicho que te traía Yo no correspondo á estas delicadezas postales. Luis Vélez en su coche, ¿es cierto? Hasta pronto. Te Únicamente haré una excepción con Conchita Anshra- íBi, Juaiiito Si ves a l a Julia no la digas quetúuez, Si Chita me escribe, la galantería me obligará estoy aquí. Adiós. á contestar; pero advierto á la tal señorita que soy Más burguesas y cuidadas son las cartas que el casado. Yo soy de los que esperan á que mi mujer escriba, matrimonio Rodríguez escribe, ya eu colaboración, y en seguida firmo. ya cada cónyuge por separado. Y á propósito de firmar... Las en colaboración son cartas que es; cribe ella y Luis DE TA PÍA. firma también é o carias que escribe él y firma también ella, según los casos. Cuando la carta es á la familia de la esposa, ésta es ¡a que escribe y la que se alarga en prolijos detalles contando toda la enfermedad de los niños (los niños siempre dan un susto durante el verano) y todos Ion incidentes de la temporada. Estas cartas son de alivio para el esposo, que tan sólo dice á su mujer; -Tienes que escribir á tus padres. Y una vez escritos los dos pliegos, con un i- vueslt Info, Jacinto asunto concluido. Ocasiones hay, en cambio, en las que es el señor si que tiene que escribir, y entonces la señora se va de rositas con un garabato femenino. Y ocasiones hay en las que cada uno de los esposos escribe por su cuenta; pero en esto no quiero profundizar indiscretamente. Lo gracioso es cuando el niño de la casa tiene que poner Txm. postal VL amiguito Joaquín con motivo de ser el santo de tan diminuto compañero de Instituto. -Tienes que felicitar ájoaquinito- -dice el padre. -Cuando fueron tus días él se acordó de ti. Y padre é hijo salen en busca de una postal caprichosa. Al fin, eligen una cualquiera (la más baratita, por regla general) y en seguida se van á casa con áni- mo de que el nene ponga cuatro tonterías. El texto de sX- ZS postales infantiles es siempre alusivo al dibujo que las acompaña. Si son perritos ó gatitos los que se ven sobre la cartulina, el niño encarga á los animales la delicada misión de felicitar á