Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B 01 CO EL CASINO ESPAÑOL NO de los tópicos legendarios que se emplean al definir el carácter de los españoles, es el de atribuirles una falta de actividad, compensada por su excesivo amor al descanso. El comentario va siendo ya infundado en nuestra propia casa, pero siempre fué injusto para aplicado á los españoles que viven en extranjeras tierras. Estos, por el contrario, resultan el mejor modelo de esas virtudes eternas del trabajo y de la constancia, á las que deben su prosperidad los pueblos y los hombres. En las naciones americanas, donde son acogidos con JOSÉ SÁNCHEZ RAMOS el natural afecto nuestros compa riotas, gozan del aprePRESIDENTE cie general á que les hace acreeaores su laboriosa vida. La colonia española de Méjico, por ejemplo, es allí una fuerza social de verdadera importancia. Para dar idea de lo que significa y de lo que vale, bastará decir que en su Casino ha dado recientemente un banquete al presidente de la República y un baile en honor de su ilustre esposa, al que asistió lo más granado de la sociedad mejicana y todo el cuerpo diplomático. El brindis de D. Porfirio Díaz en aquella fiesta fué un canto á España y un elogio á sus hijos residentes en aquella región hermana. Kl Casino Español de Méjico es uno de los edificios más suntuosos de la capital. Es también una verdadera obra de arte por su estilo arquitectónico, del más puro renacimiento español, y está montado con mucho gusto para el servicio de todas sus necesidades. El salón de fiestas es espléndido. El patio, alegre y espacioso. Sobre los arcos y ventanas de las galerías están los escudos de todas las provincias, españolas que recuerdan las distintas hijas rennid el hogar común. u íhM 7, is ii i X v- STic í ii hit UNA GALERÍA DEL PATIO