Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MUSEO DEL PRADO R E M B R A N D T VAN RYN en la lista de los discípulos de la Academia de Iveiden, pero el joven manifestaba tal afición por el dibujo, íjue le colocaron en el estudio del pintor Jacob van Swenenburch. Por el año 1624 pasó algún tiempo en Ainsterdam, en el estudio de I ieter Lastmau, pintor de retratos muy partidario y muy influido por los efectos de claroscuro de Adam Ezheimer. Comenzó Rembrandt por el estudio minucioso del natural eu todos sus detalles y tomaba sus modelos en lo que más de cerca le rodeaba. Pintó su retrato, los de su familia. El estudio de la luz fué para él un culto en el que no tuvo otro predece. sor qvie el citado Elsheimer á quien nunca tuvo ocasión de encontrar, pero á quien le enseñó á conocer su maestro Lasrmau, y fué tan allá en el fervor de este culto, que nadie antes ni después de él atribuyó á la luz un papel tan prepon d eran te. Según Max Rooses, no solamente le servía para modelar y realzar lo aparente de sus personajes y de los objetos, sino que los hizo resplandecer también en el inteiior de sus modelos y no se limitó á reanimar la fria realidad, sino que con la luz ihiminó y transfiguró todos los dramas de la vida de los hombres y de la historia de los pueblos. Comenzó Rembrandt por las luces brillantes que liace resurgir por toques vivos sobre las sombras opacas y gradualmente su colorido va sien lo más caliente y ganando en armonía y en ponderación. El primer cuadro en que reveló esta maestría fué el de la Prese 7il anón ai el templo, existente en el Museo de L, a Haya, donde se encuentra también su famosa obra la Lección de atiatomia del projesor J íteolai Picierszvon Tztip, pintada en 1632. AUTOKRETRATO OE IOS SINBICOÍ. R 1 JKSMU 8 EUM, AMSTBRBAM