Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MUSEO DEL PRADO ANTONIS VAN MOOR, ANTONIO MORO s generalmente conocido por su nombre y apellido españolizados. Nació en Utrecht en 1512, y estudió la pintura bajo la dirección de Juan Schooreel, haciendo rápidos progresos en el difícil arte que llamaron la atención del cardenal de Granvelle que le dispensó su protección. Gracias á ella pudo Moro hacer el viaje á Italia y perfeccionar con el estudio de los grandes maestros sus grandes aptitudes naturales. El favor del cardenal consiguió que fuera nombrado el artista pintor del Emperador Carlos V. Este Monarca le er: vió á Portugal, á fin de que hiciera los retratos del Rey, de la Reina y de los Infantes. Cuentan sus biógrafos que este viaje le fué tan próspero, que volvió de la corte lusitana colmado de distinciones y riquezas. El Emperador le encomendó nuevos trabajos de verdadera importancia, y después le envió á Eondres con objeto de que hiciera el retrato de la Reina María Tudor. Ea Princesa le concedió una pensión le cien libras esterlinas, y le fué además permitido hacer varias reproducciones de aquel retrato, que logró render á muy alto precio. Al retirarse á Yuste el Emperador y subir i elipe II al trono de España, continuó protegiendo á Antonio Moro como lo había hecho su padre. Un suceso misterioso, que no ha podido precisarse, motivó su rápida partida de la corte. Dícese respecto de este suceso que, habiéndole dado el Rey en broma un golpecito en la espalda, el artista contestó al Monarca del mismo modo. Aquel hecho, de smyo insignificante y exento de toda intención ofensiva, se consideró c mo gravísimo atenfáí pues había puesto wano iru la persona del Monarca, sacrilegio que fué denunciado al Santo Oficio con! a anii- nazK de ser ¡uemado vivo. Nos larece que este hecho Y su inlerpretacióu exagetada Resalen de tá verdad hiftórica, y! clo pueden albergare en la le enda. El Cliso es que Antonio Moróse trasladó i los Países Bajos, y lo debía de llevar la iota de criminal fugiivo, cuando el duque le Alba, gobernador le Fe- lipe II en aquelos Estados, le acogió c a r i ñ o s a m e n t e y le íispensó una protec tón decidida, colniánlole de beneficios á él á sus parientes, que ibluvieron destinos y rebeudas. Cultivó Antonio oro con gran acierto upintuia liítmada de listori; y de sus cuaros de este género se itan una Ascensión de ¿kfwr. La R (siiriección, i. -irctincision. San edroy San Pobló; pero x verdadera fama la onsiguió con sus aduirables retratos, tree de los cuales posee l u e s t r o Museo del Prado. Murió Moro en Aniberes en 1576 á Relíalo de la Reina María de InglakrraProcede esla tabla, de 1,09 metros de alto por o, S 4 de ancho, de la coltcción que tenia en Yuste el Emperador Carlos V, y fué pintada en Eondres por en- RETRATO DE UNA SEÑORA