Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de las más preciosas adquisiciones que pude hacer en mis años de coleccionista. Se trata nada menos que de las Memorias z? zi ¿mas á un marqués de Priesca, señor, á juzgar por lo que deja escrito, de sólida cultura, de refinadas costumbres y de galantes empresas. y me dejan del todo perplejo. No sé qué juicio formar de la veracidad de ellos. Acaso el buen marqués fué un embustero presuntuoso, y como no le faltaba donaire á su estilo, acaso abusó un tanto de este sabroso don literario. Si usted pudiera comunicarme algún informe de TÍ S r. Vivió el marqués en la recóndita capital de provincia en que usted habita. En ella está impreso- -por cierto con desusado lujo- -el libro, doblemente preciado porqu según consta en la portada, sólo salieron de él á luz veinte ejemplares. Esto, para nosotros, es, como usted sabe, de mucha trascendencia. H a y pasajes de estas Memorias que me sorprenden este personaje, que acaso haya conocido, yo se lo agradecería. DE X. Á H. Entre los más nítidos recuerdos de mi adolescencia, hallo el de la primer visita que yo hice al excelente marqués de Priesca. Tal vez fuera la primera emoción trascendental de mi vida. He de recordaros que en