Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J J. fJí- An 4 -s UN MONUMENTO ESPAÑOL EN BUENOS AIRES OBRA DE AGUSTÍN QUEROL 1 os españoles residentes en Buenos Aires han tenido una idea noble y delicada para testimoniar el cariñu que sienten por la nación donde desenvuelven sus actividades al amparo de un afecto fraternal. L, a República Argentina celebrará, como es sabido, el año próximo el Centenario de su independencia, v nuestros compatriotas van á asociarse á las fiestas regalando un monumento para embellecer una de las plazas de aquella capital. Será éste- -para todo el que pieuse y sienta- -uno de los números más simpáticos, más conmovedores del grandioso programa. Los representantes de la madre común van á sellar con la antigua colonia de un modo permanente y definitivo el pacto de un amor no extinguido por las inevitables vicisitudes históricas, conservado por el culto recíproco y cada vez más grande y más intenso. Ese monumento servirá para recordarlo perfectamente. Los nombres de ambas naciones, enlazados en la dedicatoria, ocultan las negruras del pasado iluminando el presente y el porvenir. Apenas lanzada la idea entre la colonia española de Buenos Aires, la suscripción abierta para realizarla se cubrió de firmas. Y hace pocos días quedó firmado el oportuno contrato con el artista que ha de labrar el monumento, el cual percibirá por su trabajo un millón de pesetas. La elección ha sido también un gran acierto. El escultor es el insigne Agustín Querol. La fotografía que publicamos en esta página nos aliorra la tarea de describir su obra, bien que la descripción sólo daría incompleta idea de su grandiosidad. Bastará que digamos que Agustín Ouerol ha estado esta vez tan inspirado como siempre para hacer plástico el pen. saimento generador del monumento. En él ha simbolizado la unión espiritual de ambos pueblos, basada en la comunidad de la raza y del idioma, y ha puesto también un elocuente y artístico comentario al preámbulo de la Constitución argentina, donde se aseguraban á todos los hombres del mundo los beneficios de la libertad conquistada. Remata el conjunto una hermosa estatua de la Argentina que ofrece al trabajo de todos la hermosura y la riqueza de su suelo. E; Í artista ha tenido en cuenta que el monumento ocupará el centro de una gran plaza, y sin perder de vista la severidad á que el asunto le obligaba, h a d a d o cierta graciosa y artística ligereza á los accesorios para que resulte ornamental. Forma el basamento una amplia escf linata, y á su terminación se extiende una gran piscina que rodea las partes laterales y la posterior del monumento, y que llenará una fuente que brota por entre as dos figuras de los ángulos posteriores. Estas, las que aparecen en los arranques y en los centr serán simbólicas y se fundirán en bronce. Para el pilón se empleará granito gris, y mármol de Carrara para el resto. El monumento tendrá 25 metros de altura y 5 de base. Tal será la obra de igustín Querol,