Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mESARtVyELTA ¡No tenéis ya sitio en el pecho para llevarla! -Bueno- -contestó Talleyrand, -la llevaré en la espalda. ¡Que bailen los abuelos! -inclementes grifaron los amigos y parientes, y hasta, lleno de gozo, un pequeñuelo, al que el alegre vocerío excita, gritó, dando patadas en el suelo: ¡Que bailen el abelo y la abeíifa! Que bailen la ahelifa y el abeto! Ya renegando de sus bodas de oro, á bailar decidióse la pareja, poniendo fin al insufrible coro; pero perdió el compás la pobre vieja dio un traspiés don Teodoro, y viendo castigada su locura y su vida en un brete, por un lado cayó una dentadura, por otro la peluca del vejete, y los dos, fatigosos y rendidos, rodaron por ej suelo doloridos... Allí acabó el saínete; empezó el drama, y tristes y vendados tuvieron que meterlos en la cama y llamar al doctor los convidados; y conteniendo su angustiada quej al mirarle vendado á su marido, burlonamente preguntó la vieja: ¿Y qué c ices, Cupido? Y al cont. m) iar la facha de su esposa. asmática y llorosa, y al verse don Teodoro hecho un petate. exclamó con palabra quejumbrosa: -iQuz á nuestra edad ha sido un disparate! ¿Y éstas son bodas de oro? A cualquier cosa lo llaman las patronas chocolate! JOSÉ R O D A O PENSAMIENTOS El pensamiento es un discurso que el espíritu se pronuncia á sí mismo. D E aíAisTRií. El agradecimiento es la memoria del corazón. MASSIRU. Vencer sin peligro es triunfar sin gloria. SÉNECA. La belleza de la mujer fatua es como anillo de oro en el hocico de un cerdo. SALOMÓN. No hay luz que se encienda en la inteligencia que no vaya á encender su fuego en el corazón. AHREÜS. ha. esperanza es el sueño del hombre despierto. ARISTÓTELES. Llevo en mis ojos escrita la historia de tus traiciones; por eso, ¡mi alma! los tengo negritos como carbones. La caluninia es como el carbón: si no llega á manchar, tizna. AROIÍAS. R E N G L O N E S CORTOS LAS BODAS DE ORO Se casaron Teodoro y Posal a, como se casan los demás mortales, y transcurrido un día y otro día, sin que nada turbara su alegría, ciimpjjeron los cincuenta años cabales de su feliz unión Como es corriente, ella y é) con placer extraordinario, quisieron celebrar alegremente e día de tan fausto aniversario; y aunque ella era una vieja impertinente, y él era un achacoso octogenario, y aunque los dos, rendidos bajo el peso de su edad avanzada, temían cometer cualquier exceso en su vida arreglada, el abuelo y la abuela, entre el alegre y bullicioso coro dz toda su crecida: parentela, Cilebraron al fí: sus bodas de oro. De la fiesta. el programa prepararon, y no olvidando ni el menor detalle, para animar la casa, hasta se echaron á buscar im manubrio por la calle. Llegó c! soñado y venturoso día de celebrar ia fecha del casorio, y todo era algazara y alegría y bullicio y jolgorio. Es decir, el jolgorio y el bullicio que pueden permitirse dos mortaho al cumplir medio siglo de servicio en las rudas campañas conyugales... Comenzó a comida; al primer plato, ya don Teodoro se sintió jocuncío y tuvo que tomar bicarbonato, y al llegar el segundo, también su pobre y averiada esposa, dejando la cuchara de repente, se sintió tan molesta y tan hiposa, que pidió la mn -ncsia efervescente, lícnunciando al placer de la comida, tomaron té los dos, y así lograron, sin los temores de acabar su vida, llc. crar hasta el momento en que sonare. entre el concurso aquel, medio aburrido, las notas de un alegre vals corrido. BIBLIOGRAFÍA ü A VIDA LOCA Por Carlos Fernán dez Shaw. Hermoso libro de poesías, digno de ¡a fama de su autor. Fernández Shaw es un poeta eminente de alta inspiración, forma impecable y vena variada y abundante. pOMEDlA SENTÍ- Por RicardoLeón, MENTAL F i e s c o a ú n e l é x i lo de Casta de hidalgos, Ricardo León nos ofrece esta nueva novela, no menos admirable por su sereno espíritu y su estilo de la más pura cepa castellana. Por Darío de Gadex. Colección de artículos y cuentos, escritos con soltura de pluma y á veces intensidad de pensamiento, que demuestra los progresos del joven escritor. Por José M. Salaverría. Es una novela muy s u g e s t i v a y muy moderna, donde resplandecen las dotes de observador y de narrador de Salaverría, tantas veces acreditadas en nuestra revista. A VIRGEN DE ARÁNZAZU La indulgencia con el vicio es una conspiración contra la virtud. BARTHEI, EMY. CANTARES ILUSTRADOS u N COBARD P A T A L O G O D E LA EX- Contieneiii- Tú eres piedra de la playa, yo soy olita del mar; yo siempre voy á buscarte... ¡tvi no me buscas jamás! POSICION DECUADEOS t e r e s a n t e s- -n o t i c i a s de DEL GRECO j g g g expuestos en la Academia de San Fernando, más algunas reproducciones, y lleva unas palabras del marqués de ¡a Vega Inclán, donde explica sus trabajos pata dicha Exposición y para la fundación del Musco que regala al Estado.