Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tor Maxage, acaba de publicar. Es inútil aprender á cantar ó hablar si no se sabe respirar. I, a mayor parte de las voces se pierden nó tanto por deficiencias de un método como por una mala respiración. Para que la respiración sea buena es preciso que la capacidad torácica se desarrolle en todas sus dimensiones. Consecuencia inmediata: ¡guerra al corsé! Ahora ustedes dirán. El arte, la devoción ó el corsé. Y allá va otro brindis al sexo bello: el Senado de los Estados unidos va á estudiar un proj ecto de ley original. Con arreglo á él, será castigada con unn pero si todos los periódicos nos callásemos esas noticias, es posible que se atajase el mal. Porque en esa epidemia, como en todas, el aislamiento es una medida sanitaria muy eficaz. La comisión de fiestas de verano para atraer forasi eros ha celebrado la más práctica de sus reuniones: una en la cual se ha estudiado la manera de contar con un millón de pesetas á fin de organizar ¡os atractivos para lograr aquel objeto. D. Segismundo Moret, secundado por San Alberto Aguilera, Vice- Patrón de MadKd, ha tomado la feliz iniciativa. Ahora, el comercio, la industria, el vecindario, en fin, tienen la palabra. Porque una cosa es predicar y otra dar trigo. Y es hora de demostrar que, si pretende hacer su Agosto, siembra para. que haya cosecha. Cuando se trata de hacer cara á las fiestas es conveniente que al aflojar d bolsillo se ponga cara de fiesta. Lograr que bajen los ángeles del cielo á hacer la labranza sólo lo consiguió un madrileño. Y para eso fué santo, elegido de la mano de Dios. Los de ahora están dejados de ella. El conde de Peñalver ha vuelto sano y salvo á su puesto de Alcalde Mayor. Bien venido sea. No le cantaremos la copla popular aquella de: no prenda usté á los ladrones. multa de loo á 200 dolíais fe venta ó exposición de todo sombrero que tenga más de 18 pulgadas inglesas de diámetro, ó lleve consigo una pluma, aguja ó alfiler que pase seis pulgadas del borde del sombrero. Quedará prohibido el uso, como adorno, de los pájaros disecados y todo otro objeto que pueda contener gérmenes de infección. Hay que suponer que los senadores yanquis que voten esa ley tendrán buen cuidado de ponerse fuera del alcance de las uñas de las modistas. Balance de las fiestas de Los días pasados... Aiistocráticas: Concurso hípico el lunes, el martes y el jueves; banquetes en la Embajada de Inglaterra el lunes y el miércoles, y bailes en la de Austria y en la de Francia el lunes y el miércoles, respectivamente; función teatral en casa de los condes de CasaValencia el viernes... Populares: las elecciones municipales el domingo. Como se ve, todo el mundo, aristocracia y pueblo, se ha divertido, ha comido, ha bailado y ha hecho ó ha visto hacer comedias. ¡Así da gusto! Ea crónica negra ha tenido terribles páginas estos días. Eos suicidios han menudeado; desde el de la mujer que, al estilo nipón, se abre el vientre con un cuchillo, como una Butterfly más, hasta el del inconsolable varón que se levanta la tapa de los sesos de un pistoletazo sobre la tumba de un cernen erio, í- omo el general Boulanger, no faltando tampoco la pareja enamorada cuyo idilio termina en tragedia entre las aguas tranquilas de un estanque del Escorial. Casos prosaicos de sublimado corrosivo, cabezas de fósforos, descrismamientos, etc. dos ó tres todos los días. Hay peste suicida, y gu urden ustedes el secreto; Con que prenda, para conducirles á un asilo ó á sus respectivas localidades, á los muchísimos mendigos que pasean las calles de Madrid, molestando al vecindario, tenemos bastante. Y no hay que alegar que la suscripción que se abrió para la recogida de pobres no dio resultado. Cómo había de darle si los donantes observaron que la mendicidad seguía triunfante! No es hacer milagros hacer lo que hacen Sevilla, Zaragoza, San Sebastián y otras poblaciones. Este pobre Madrid lo tolera todo. Le interceptan las calles para obras que duran semestres, y... calla; le echan á la vía pública todas las vacas de las vaquerías para que se aireen, T aunque son ganado manso, atrepellan, asustan, alarman, porque van sueltas, y... la gente se resigna á torear sin nana; le cierran el paso coches y tranvías en la Puerta del Sol y calles adyacentes, sin que una mano providencial y municipal le haga paso, y... tan campante. No es el pueblo del 2 de Mayo. Es el de! 28 de Diciembre. ÁNGEL M. a CASTELL.