Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
O u E x o s días, amigo doctor. Pase usted. ¿Quién es el enfermo? -Mi hijo Luisito; me tiene mu 5 intranquila; ha despertado diciendo mil desatinos y riendo á carcajadas. Usted le verá... La mamá y el médico pasan á la alcoba del adolescente lyuisito. El doctor lo reconoce y no encuentra síntomi de enfermedad; la piel ligeramente ardorosa y nada más. ¿Qué le parece á usted, señor de Quintana? -pregunta la mamá. ¡De Quintana! -grita Luisito. ¿Usted es de Quintana Y los que no son de Quintana, ¿de dónde son? ¿No lo sabe usted? Pues son de Quintanapalla, es decir, de Quintana pa allá, ó sea de más allá de Quintana. Satisfecho de su ingenio, Luisito suelta la carcajada y se desborda en chistes. ¿Sabe usted cuál es el pie que huele peor? El pie de la perpendicular; por eso todas las oblicuas se apartan de él. ¿De cuántas maneras se puede decir camisería? De tres: cami- sería, cami- fuera y cami- fuese. ¿Qué diferencia encuentra usted entre Moret y un tubo de quinqué? Que el tubo de quinqué siempre es tubo en cualquier parte que se le ponga, mientras que Moret sólo estuvo en Valladolid cuando lo del bloque. ¿Cuál es el origen de la palabra betún? El inventor no sabía qué nombre darle, se lo contó á un amigo muy erudito que encontró en la calle, y éste le dijo: íBehm día por mi casa y veremos de ponerle nombre. ¿Sabe usted quién inventó el almirez? Macliaquito. ¿Y el hule? Ulises. ¿Y los trajes de luto? Lutero. ¿Y la tiza para el billar? El Ticíano. ¿Y las cucharas? Ct ichares. ¿En qué se parece la Virgen á la tela que se pasa de matute? En que es tela matutina. ¿Hay en España algún pariente de Guillermo Tel? Sí, señor; mosca- tel; llevan el mismo apellido. ¿Cuál es el colmo de un monárquico esoañol almacenista de vinos? Tapar los envases con corcho... lis. ¿En qué clase de animales no canta el macho, sino la hembra? La cigarra, porque el cigarro no canta. ¿Cuál es la mayor abnegación de los barcos? Andar, á pesar de la bota... dura. ¿Por qué Caín mató á Abel? Porque así lo dispuso Dios; con toda intención, á uno le puso á í y al otro Caín, y se dijo: Abel si Caín; es decir, á ver si caen... en la tentación de matarse... ¿Y una señora en estado interesante á ese sombrero que usted lleva? En que están encinta... ¡Ja, ja, ja, ja... ¡Basta, basta! -interrumpió el médico. -Esto es un trastorno cerebral, producido por la enfermedad reinante, exacerbada por la influencia de la primavera médica. ¿Y qué le damos, doctor? -Podemos darle antipirina, cafeína ó quinina; pero en este caso prefiero recetarle otro alcaloide más eficaz, sí, señora. Cada vez que á Luisito se le ocurra un chistecito de esos, le administra usted una buena dosis de azotina. Es lo indicado. M. EL 1 TÓN G O N Z Á L E Z DIEUJO DE APB