Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la Naturaleza para formar grandes coloristas, llegó á ser artista insigne. Su gusto evolucionó, y se fué mpidificando y se revela en sus distintos estilos. En sus primeras obras sus cabezas participan de cierta severidad antigua; su estilo de transición ofrece un dulce reposo en las figuras verdaderamente encantador, y su último estilo tiene la ingenuidad de Tiziano, la suavidad y blandura de su pincel y la brillantez y el j u g o de sus tintas. De estas condiciones da muestra el cuadro que se reproduce á todo color, y que es, por desgracia, el único que de este insigne artista posee nuestro Museo del Prado. En muchas de sus obras sirvió á Palma de modelo su hija Violante, de quien el insigne Tiziano estuvo enamoradísimo. Los principales cuadros de este artista están en Venecia; La cena, Mater domini, La Virgen con unos santos, La Verónica, El descendimiento de la Cruz, Santa Bárbara, su obra maestra; Cristo y La viuda de Nasin. En Florencia están: La muerte de la Virgen, El descanso en Emaus y La madona con San Juan, y en Milán, La adoración de los Reyes Magos. En Vicenza y en Módena se conservan también obras suyas, asi como en Chantilly y en el Museo del Louvre de París, donde figuran ¿7 B ex voto y La anunciación á los pastores. La adoración de los pastores. Es el cuadro único de Palma el Viejo que existe eu nuestro Museo, como queda dicho, y está pintado en tabla de 1,19 metros de alto por 1,68 de ancho. El niño Jesús, sentado en las rodillas de la Virgen madre, se dispone á acariciar á dos pastores que les presentan sus ofrendas. A la izquierda, LA CONVERSIÓN DE SA. ULO, DE PALMA EL JOVEN otro pastor dirige la palabra á San José. Aprecian los críticos en esta obra una paz y una dulzura encantadoras, así en la expresión de lotí figuras como en la armonía del conjunto, y celebran la belleza del paisaje y del fondo. De Jacobo Palma, su sobrina, llamado Í O Í para diferenciarle del anterior, posee nuestro Museo tres obras; Los desposorios de Santa Catalina de Alejandría, Da oid- jencedor de Goliat y La conversión de SauloSu padre, pintor de escaso mérito, le dio las primeras lecciones, y él se perfeccionó eu el arte estudiando las obras de Palma el Viejo y de los c euiás pintores venecianos. Obtuvo la protección del duque de Urbino, Guido Ubaldo, que le envió á Roma, donde permaneció diez años, y al volver á su país encontró otro gran protector en el escultor Vittoria, que, estando encargado de muchas obras de arte, pudo proporcionar á Palma numerosos trabajos. En sus lienzos se encuentran, al lado de un mecanismo sistemático ó de rutina, muchas dotes de verdadero talento. Jacobo Palma nació en Venecia en 1544, y murió en 1628. El docto Kugler clasifica á este artista entre los naturalistas del siglo xvii; pero hay que tener muy en cuenta que la escuela veneciana naturalista, á la que Palma pertenecía, no llegó á decaer tanto como la naturalista napolitana. Si en los maestros venecianos de esta época se advierte muy acentuado manierismo, sobre éste sobresalía y perduraba siempre la tendencia peculiar de la escuela de Juan Bellini y de Tiziano Vecellio. Por eso se ha dicho que en las obras de Palma se encuentran muchas dotes de verdadero talento al lado de cierta rutina ó manierismo. CARLOS LUIS DE CUENCA.