Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MUSEO DEL PRADO JACOBO PALMA (EL VIEJO) ORM 6 parte Jacobo Palma de la brillante pléyade de pintores venecianos de la escuela de J u a n Bellini que se formó en la de Padua, grupo interesantísimo de artistas al que pertenecieron el Giorgione, Tiziano, I otto, Sebastián del Piombo, los Bonfacio, Porderone, París Bordone, Tinto retto y Pablo Veronés. Escuela de la que dice el profesor de Leipzig A. Springer que su mérito no consiste únicamente en el colorido, porque sus pintores no deben á sus impresiones locales su encanto particular. Las alegrías de la vida y el amor á los goces, que no se cansan de reflejar en sus obras y que hacen revivir con una perfección admirable, son uno de los elementos del Renacimiento. Los hombres que ellos pintan gozan plenamente de la felicidad de existir y de amar, recuerdan á los dioses de la antigüedad y nos muestran de qué manera la vuelta de éstos fué por mucho tiempo popular. Este fondo natural del arte veneciano explica, ajuicio del citado escritor, que no haya una diferencia marcada entre los maestros de primer orden y los de segunda fila, como sucede en otras escuelas italianas. De Palma, apellidado el Viejo para distinguirle de un sobrino suyo, pintor también, que llevaba sus mismos nombre y apellido, se sabe poco. Ni siquiera puede determinarse con exactitud la fecha de su nacimiento, á pesar de las largas controversias sostenidas por sus biógrafos para esclarecer este punto. Según D. Pedro de Madrazo, existiendo una obra de este pintor firmada en 1500, mal puede traerse su nacimiento al siglo XVI ni á la última decena del xv y tampoco llevarse su fallecimiento á mucha distancia del año 154 S, pues Pablo Pino, en su Tratado de la pintura, impreso en dicho ano, incluye á Palma el Viejo entre los artistas fallecidos reaetttemente. Lo más verosímil es que nació en Serinalta, lugar del vicariato de Bergamo, hacia el año 1480, y que murió por los de 1548. Tiénese por esto como equivocado á Ridolfi, cuando asegura que Palma el Viejo falleció á los cuarenta y ocho años de edad. Se cree que fué discípulo Jacobo Palma de Juan Bellini, y condiscípulo y émulo por tanto, de Lorenzo Lotto, del Giorgione y de Tiziano. Fué habilísimo dibujante, y como alcanzó la época más dichosa del arte y vivió en el país privilegiado p LOS DESPOSORieS OE SANTA CATALINA, DE PALMA EL JOVEN