Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rtiESA KL jmi URinSmAhE- S ANÉCbÜTAy CARICATURAR O- -inr J az- VERDADES Y MENTIRAS 11O NRANDO A SU I, a esposa del fa MARIDO mosopoeta franees CI 0 V 15 Huoues, que es una escultora de mérito, Ea ideado y compuesto el monumento, á todas partes, pues sólo crecen cuatro centésimas. Otra observación importantísima: en la juventud, las uñas de lo.i pies crecen la mitad que las de las manos, mientras que en la vejez la proporción del crecimiento es idéntica. ¡Admiremos á Mr. Bloch, pensando en la cantidad de uñas que habrá tenido que observar para sus estudios... Y sin cortar, que es lo más triste. I L MATRIMONIO En Pensilvania (Estados Unidos) Y LA SALUD se acaba de j) re sentar uu proyecto de ley prohibien do contraer matrimonio á ios quepa dezcau de epilepsia, tuberculosis, locura ó imbecilidad crónica. Todo ¡e que aspire á casarse deberá presenta) el correspondiente certificado faculta tivo donde se declare en regla que nc posee ninguna de esas enfermedades Todo eso está muy bien; pero ¿y h locura... de amor, es tamlíién un iir pedimento... I, a imbecilidad es, asi mismo, un poco difícil de apreciar. Algunos detractores del matrimonio suelen declarar, después de contraer le, que la padecían antes. La costumbre de los huevos de Pascua es universal; pero cada pueblo la sigue á su manera. Entre los ingleses se preparan con cierta tot Hutin gracia, con verdadero milenio, por las gentes de buen humor. A gunas años circularon caricaturas de personajes Br JH H í H IIEVOS DE PASCUA de actualidad, que eran un comentario más á los sucesos populare. Este año han gustarlo mucho el Messenger- boy y el encargado de la Men- en que trabaja actualmente, que ha de elevarse á la memoria del cantor áe: Juana de Arco. Sirviéronle de modelo sus hijos, y así la admirable mujer asociará al recuerdo de Clovis Hu gues su trabajo de artista y su cora zón de madre. t o QUE CRECEN Un fisiólogo ftan LAS UÑAS cés, Mr. Bloch, se ha entretenido en estudiar el crecimiento de las uñas en el hombre, y ha publicado después sus correspondientes observaciones. Decimos que se ha entretenido, porque somos profanos de la ciencia, y no acertamos á comprender la importancia de los estudios úñales Pero, eafin, como no á todos les sucederá lo diremos que, según Mr. Bloch, lies crecen las uñas de un modo variable, en relación con nuestra edad. Hasta los cinco años, crecen diez centésimas de milímetro por día; de cinco á treinta, el crecimiento es de catorce centésimas, y de treinta en adelante, llega la decadencia á las uñas, como Fols. Dellus