Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ñoso saludo áw? público de Madrid telegrafía Roluualda Pérez, c ue viene de actuar en el otro continente como tiple cómica después de haber actuado de corista con voz de grillo acatarrado en un cine de la Ribera de Curtidores. Así como se inventó un banquete á Garibaldi para acabar con los banquetes diarios, se hace indispensable inventar algo contra esos saludos telegráficos. Por lo menos, tarifa triple y certificación de saber leer y escribir y lidiar ó cantar. lyos turnos de las mesas de petitorio en las puertas de los templos dieron motivo á los disgustos domésticos de costumbre. Hubo piadosas fieles que no aceptaron la invitación porque se las señaló lloras que son de poco lucimiento. Las mejores son de cuatro á siete de la tarde. En ellas va más gente á rezar las estaciones, ó cuando menos á ver los monumentos. I a exhibición es mayor. Luego se puede murmurar más de líulanita y Menganita que llevan el vestido del año pasado, ó que se le han arreglado en casa ó que han dejado las relaciones con í erengano y flirtean ahora con Zutano. Los jóvenes de la goma se han multiplicado para atender á las requisitorias que se les dirigieron con la consabida fórmula de de tal á cual hora pido en la ¡Silesia de. Sinfonía Fantástica deben valer un poquito más que la marcha al suplicio de la Tosca, de Puccini, y que el aquelarre del Meftsió eles, de Boito; pero, en fin, nos metimos con el gran crítico, y ¡que nos quiten ¡o bailado! Como próximo aconteiuniento artístico se anuncia el debut en un salón de los que padecemos en todas las calles de Madrid de la tn- traída y llevada fuaveca (traída de América y llevadu á les tribunales no sabemos cuantas veces) figuró hace algunos años en un proceso célebre; tuvo un establecimiento de bebidas en la calle de la Visitación; se marchó á América; regresó; ha vuelto á aparecer su nombre en otro proceso famoso más reciente... Digan ustedes si no son todos estos datos motivo suficiente para que brille en los escenarios como una estrella del arte. Del arte coreográfico será, porque ¡mujer cjue más hava danzado... En el Ateneo ha Iiabido conferencias diversas- algunas muy interesantes, como una muy notalile que dio el lunes Víctor (iermaix, acerca de l erdinand Lovio, gríin poeta francés, apenas conocido en sü país, y, por lo tanto, no imitado aún en t spaña. Pero se le fusilará. Por aquella casa se teme que haga estragos ese nuevo pofcta italiano, señor Marinetti, estrepitosamente silbado en Turin al estrenar su drama La doniia e móbile, y más estrepitosamente gritado en París al estrenar su tragedia Le roí fíoinbance; pero que, sin embargo, c uiere crear escuela. En eso de escuchar gritas puerie f ue haya (juicn le gane por aquí. Y en lo de hacer versos, que ni lo parezcan ni realmente lo sean, muchas extravagancias tiene que liaber inventado para que tampoco haya en esta tierra ouien le dé quince y raya. Después de todo, se comprende, créanlo ustedes. Vivimos en el país de la luz, del sol, del cielo diáfano, y los poetas, para sentir y cantar al cielo, al so! y á la luz, se encierran en ese Ateneo, que es la casa más sombría, más triste, menos ventilada y menos higiénica de INIadrid y sus benditos amábales... ÁNGEL M. a C A S T E L L Algunos han colocado duros jHi Oadamente sevillanos de los que por pereza ú olvido no acudieron al canje del verano pasado... De arte proiano nada ha liabido, ni era posible que lo hubiese en los días pasados. Kl concierto de la ürflLiesta Sinfónica estuvo concurridísimo el domingo último. Se han puesto de moda esas veladas musicales, y á fe que hay que celebrarlo. A Manrique de Lara se le festejó vivamente en el último concierto, porque nos ofreció una gallarda prueba de su inspiración musical. A Beethoven se le aplaudió con el entusiasmo que su genio merece. A Wagner se le glorificó una vez más. A Berlioz se le siseó un poco, 5 eso que la marcha al suplicio y el aquelarre de su