Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fílESARLVUELTA pertos tiradores, y en el pueblo de Ennes el primer lobo que apareció fué muerto por una valerosa joven que se llama Jagafrital. Después de su hazaña, la cazadora se retrató con su víctima á los pies, para que la historia no pierda la ilustración de este detalle, si lo registra en sus páginas. Esta L o QUE VA DEAAYER íamiliahonrada HOY vivía en Mesina en un pala io con todas las comodidades naturales en su posición social. Desedificado allí tres iglesias y una catedral; cada iglesia costó 1.250 francos, y la catedral 4.000. El campanario costó 75... ¡Valdría la pena de irse á vivir á Moosonee, sobre todo si los alimentos, vestidos, etc. etc. tienen precios análogos! pARA LOS SORDOS EldoctorMau reí, sabio francés dedicado á expcrimentps prácticos, aunque científicos, asegura que el aire sirve para adelgazar. El lo ha comprobado en un jgerdito nwtrido de un modo uniforme, al que sometió á corrientes de vient o, de una velocida- d de 21 kilómetros por hora. El ai imalito disminuyó de peso en una proporción de 14 gramos por kilo diariamente. Si la conquista se consolida, las personas que estén molestas con su gordura ya saben el procedimiento. ¡A tomar el aire á la velocidad indicada! CHISTES Y CARICATURAS I N DESAHOgJADO A u n alumno Y de Derecho político, que se fumaba la clase con mucha frecuencia, le dijo un día el profesor: ¡Hombre! Puesto que hoy le vemos entre nosotros, díganos algo sobre las formas de gobierno. -Oiga- -le contestó el fresco del estadiante, ¿vengo yo aquí á enseñarle á usted Derecho político ó á que me lo enseñe usted á mí? p O R NO MOLESTAR Entró un pale to en una tienda de paño, s, y pidió que le enseñaran varias piezas para escoger para unos pantalones. Después de verlas todas, puso una pierna sobre el rnostrador, diciendo: -No hay ninguna como la de este pantalón, y lo siento porque quería una cuarta para un remiendo. ¿Por qué no me lo dijo usted? -contestó incomodado el dependiente. -Pues que lo podía ver yo mismo, ¿qué necesidad tenía de pedir favores? F N UNA REUNIÓN Un poUo muy p e r i p u e s t o se acerca á una tímida señorita. ¿Quiere usted concederme el primer vals? -la dice galantemente. -Gracias, caballero, pero no me es posible. ¿No baila usted acaso? -Sí, pero no bailo delante de gente. d L L K Qi- K ANÉCDOTAS PSICOLOGÍA Decía á madame de M a i n t e n a n la duquesa de Borgoña: ¿Sabéis por qué las remas de Inglaterra gobiernan mejor que los reyes... Porque bajo el reinado de las mujeres gobiernan los hombres, mientrasque bajo el reinado de los hombres gobiernan las mujeres. pLOLOR DEL DINERO Decretó Ves p a s i a n o un impuesto sobre la basura, y á su hijo le pareció tan mal que no se recató para decírselo. Cuando el famoso emperador recibió el primer dinero recaudado por dicho irnpuestó, se lo acercó á su hijo á las narices, diciéndole: ¿Huele mal? -No, señor. -Pues mira... Este dinero es el producto de lá basura. i A JUSTIFICACIÓN l, a duquesa de Baviera, delfina de Francia en el reinado de Luis XIV, estaba siempre triste ó melancólica efecto de su poca salud. Como ia acusaran de hacerse interesante, dijo una vez sonriendo con amargura. -Ya veo que no tengo más remedio que morirme para justificarme. v IN BUEN FRESCO Visitaba c i e r t o embajador el palacio Real, guiado por Fernando VII, en una mañana crudísima de invierno. Para que el visitante viera mejor los cuadros, el rey abrió una ventana, por donde se coló un aire bastante frío. ¡Mirad, mirad qué fresco tan hermoso! -le decía el soberano. Y el embajador, preocupado con el airecito, le contestaba. ¡Señor! El fresco es hermoso, pero nos va á regalar u n a pulmonía. I P Fot. Abeniacar pues de la catástrofe vive en una modesta choza, porque su palacio quedó completamente destruido. Y es seguro que se considerarán muy felices, porque al fin y al cabo salvaron lo mejor, ¡lya vida! I O QUE VIVEN LOS U n z o ó l o g o ANIMALES alemán, el doctor Korschlte, dedicado á estudiar la duración de la vida media en las diversas especies animales, h a observado que los gusanos comunes suelen vivir diez años. Eso viven generalmente las ranas; los sapos llegan con frecuencia á los cuarenta. Ciertos moluscos viven setenta, y algunos cumplen los ciento. I as hormigas no pasan de quince. Pero las grandes longevidades se dan en el elefante, el buitre y el loro, que viven, respectivamente, c i e n t o cincuenta, ciento diez y ocho y doscientos años. ¡Doscientos a ñ o s un insignificante lorol Esto no es nada, si se compara con la tortuga, que alcanza los tres siglospREClOS RECO- En Moosonee, lu MENDABLES S j i descono cido del Canadá, situado cerca de la bahía de Hudson, los materiales de construcción cuestan tan poco que todo el mundo puede darse el gusto de ser propietario d e u n a finca. Últimamente se h a n tVAYA UN PAJARO! -Cacatúa de primera la que yo tenía. Venía á casa un francés, hablaba francés; venía uíi italiano, hablaba italiano; venía un inglés... ¿Hablaba el inglés? -No; le decía que no estaoa yo en casa.