Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
W k -vi. w. M UNA V A ít A Oí- i A n i O I) í- S D E 1 A O P l! A D M AMANZANARES CiUDADHS ESPANOI AS MADRID jpuando leemos poi ejem pío, el iiifoiiuc Je iiide iiians, ó los i Iamialc, de Alt Monero Ruínanos, los proyectos de Fernán de di. los R í o s y coiuparauíos los cuadros que nos pleseiitan con el Madrid de hoy, salta ala vista el enormepíog resc realizado por el prop o esfuerzo de esta ciudad, siem pre huérfana del aniuaro oficial y víctima de loa males inherentes á su condi ción política. Por sus condiciones natii rales y por la indudable la boiiosidad d e s ú s hijos, í. Iadrid hubiera sido un pueblo tan industrioso y tan rico como el primero, aprove- V. 4 i w mí 0 ¡iL MOWU. MÍ- NTO STHÍ Í R ÍN HL P A S E O t E LA POR R r i N L L U I Í Í E CASriiLLANA chándolas de acuerdo con las progresivas exigencias de los tiempos. Antes de que Felipe II lo escogiera para cíH Ce y capital del Reino, tenía r i o n t e s abundantes, 1 olí idos de enormes robles, eiiciuas castaños, nogales, 1 nio avellaiiosy niadreñcs; j (ii. i (s inmensos, con muí a e 1 i ma or y ni -nor; u i por todas partes, i. ii u ntcs V albercas con c; iños djievacleros; grandes y Lilis huertas... hlorecían sus contornos numero: -as I b siriciS, á más de las ia j s rícolas, que le proiLion lijan importantes eo II 1 s de trigos y d e v i n o Su el) ni i era tan suave y tan ane, que en su busca venían por prescripción facultativa, los enfermos de diversos puntos de la jcniiisula. Todo esto aea. bó con el nue- A iÉ fv p r W S vOK inV í Sw 9 J íilS C U A T R O FA. MOSOS T E M P L O? P H I C A P I T M DE S P A N- El, C O N G P E S O I A ACADKMI. L O S J E R O N I M O S Y EL -AUSEO