Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA URí 05! bA 5 LS ANÉCbATA 5 CAR! ATURA 5 D- -inr (nnr VERDADES Y MENTIRAS VJUEVA BOMBA CONTRA Se ha eniNCENDios s a y a d o con éxito en Nueva York, y ya está incorporada al material de incendios. Tiene una ñor Behrens era de 625 francos; de manera que si los Tribunales no anulan ese testamento, la distribución podrá efectuarse hacia el año 2179 próximamente. TJn el relato de su viaje á las regiones árticas á bordo de la Discohery, cuenta el capitán Scott un curioso fenómeno observado por él mismo. En las noches de los grandes fríos, á 40 grados baio cero, sopló en nna flauta, y al quitársela de la boca sintió como si se helara el sonido, prodwciendo un rumor extraño que podía compararse á una serie de levísimos chasquidos. Í 5 n el h o s p i t a l déla Caridad, que es uno de los más grandes de Berlín, se encuentra actualmente sometida á un ayuno voluntario la señorita Claire de Serval. Sw experimento no tiene fines mercantiles, sino científicos. P. adece de alteraciones convulsivas de la nutrición, y como los médicos creen que se curará con el y tantos días, y ha empezado el 17 deFebrero. Está en un departamento de cristal construido á propósito; se le renueva el aire por medio de un motor y se comunica con los médicos y ayudantes por un pequeño teléfono ajustado á una de las paredes de cristal. La señorita Serval, para no aburrirse, escribe ó pega anillos de puros en platillos con mucho arte, según dicen. E L SONIDO SE HIELA ANÉCDOTAS t Ü NA ADVERTENCIA Eas mapnadñoa en c el Rey Carlos I oyó un día á varios soldados hablar de su persona en malos términos. Salió de pronto de su tienda, y les dijo: -Camaradas, ¿por qué no os vais á otra parte á murmurar del Rey? Aquí estáis expuestos á que os oiga, y no tendrá más remedio que castigai- os. uNA AYUNADORA fi ot. Delíus presión extraordinaria, y puede arrojar el agua á 40 metros de altura. Va, con su servició correspondiente, en un motor de 45 á 50 kilómetros por hora. Lo es, seguramente, una costurera parisiense lia inada Edma Bertonelle. Casó á lo; catorce años, y tuvo una hija que con trajo matrimonio á la misma edad. Esta tuvo también una hija, casad; antes de cumplir los diez y siete. De modo que Edma Bertonelle fué abuela á los treinta y uno años, y es bis abuela á los cuarenta y ocho. O QUE CUESTA UN Los elefantes ELEFANIE africanos suelen valer de 1.200 á 1.500 francos. Los de la India llegan á costar de 12 000 á 17 500 pesetas. Consiste la diferencia de precios en que de los elefantes de África sólo se aprovechan los colmillos, mientras los indianos se emplean en toda clase de labores y su utilidad es mayor por lo tanto. qpESTAMENTO EXTRAÑO IJl señor D. Juan Behrens, ciudadano de SchleswigHol stein, ha dispuesto al morir que su fortuna se emplee en algo que produzca intereses, hasta llegar á 40 Ó ooo francos, y entonces se distribuya entre sus descendientes. La fortuna del se 1 A BISABUELA MAS JOVEN 1 ESPUESTA PA- Raquel, la célebre TRióflCA trágica f r a n c e s a trabajaba en San Petersburgo durante la guerra de Crimea, y fué obsequiada con un espléndido banquete por varios militares y diplomáticos, sus admiradores. A los postres, uno de ellos brindó diciendo: -Hasta muy pronto, que nos veremos en París, y beberemos champagne á vuestra salud. -Señores- -contestó la actriz, -Francia no es tan rica que pueda dar champagne á todos sus prisioneros. docLA MEJOR RECETA El célebretuvo tor Silva ocasión de hacer un viaje á Burdeos, donde fué consultado por toda la poI blación. Las mujeres más bellas le perseguían, quejándose de los nervios; pero Silva ni ¡as recetaba ni siquiera las hacía ningún caso. Como le preguntaran la razón de este proceder, contestó: -Eso no son nervios es vejez. Al siguiente día todas las damas nerviosas de Burdeos estaban curadas. 1 O QUE INDICAN Enrique IV paLAS CANAS saba el Sena en una barca, y obFot. Franlíl servó que el barquero tenia la barba absoluto reposo de las funciones nu- n e g r a y la cabeza completamente tritivas, la paciente se ha decidido á blanca. Al preguntarle la causa, conayunar. Piensa permanecer así treinta testó el pobre hombre: