Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS CIUDADES ESPAÑOLAS SEVILLA C u s I Iajestades D. Alfonso y doña Victoria gozan actualmente de los encantos de la bennosa capital andaluza. Y el nombre de Sevilla, repetido á diario por los periódicos, á propósito del viaje regio, en sus telegramas y en sus informaciones, lleva el pensamiento del lector hacíala poética ciudad, admirada por propios y extraños. ¡Sevilla, ¿Cómo sustraerse á la magia de esta palabra... En ella se compendia algo cjue desafía á los cambios 4 e la suerte y á las naturales mr- danza. s de la vicia, algo que simboliza lo más típico y característico de España... El agradable Irato de las gentes, la hermosura d e las mujeres y la pureza del cielo. ¡De ese cielo azul qr. e inspira las hazañas y los sueños... VISTA DHSllE LA GIRALDA PLÜZA DE LA CONSTITUCIÓN Las calles pintorescas de la hermoia ciudad aún hablan de los dorados tiempos de la leyenda; son sus edificios históricos páginas imborrables que despiertan un mundo de recuerdo. s, y en su. T alrededores el alma y el cuerpo se peí fuman, gozando de una inefable sensación de poesía. Un tiempo fué Sevilla la Atenas española 3 albergó en su seno la verdadera vida nacional. Después se dedicó al cultivo de sus industrias, nirtncndose de su propia savia. Hoy es una ciudad moderna que lia aceptado los rügiesos que el tiempo impone con su fuerza avasalladora. Pero ayer como hoy, Sevilla ha conservado su carácter, su personalidad, como ahora se dice, una personalidad tan clara y bien definida, que no puede confundirse con ninguna otra. UN RINCÓN DEL ALCÁZAR