Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESARLVVJELTA rector un violento artículo que empezaba de este modo: Todas las fuerzas vivas del país están muer 1 as. ANÉCDOTAS p L BASTÓN DE MARISCAL U n a S ho- tes de su muerte, Mr. de Castelnau recibió el bastón de mariscal de Francia, que había sido la ilusión de sus últimos años. Y al recibirle, dijo estas bellas palabras: ¡Qué lastima! Ahora que voy á salir para un país donde no me servirá de nada! L MAYOR MILAGRO S e h a b l a b a en u n a r e unión de los milagros registrados en la Biblia, preguntándose los concurrentes cuál era el mayor de todos. De pronto, un joven imberbe se adelantó, diciendo: ¡Yo lo sé, yo lo sé... El de Elias, arrebatado en un carro de fuego sin quemarse la ropa... No- -interrumpió un señor respetable, ofendido por la intempestiva salida; -el mayor milagro fué el de la burra de Balaam, que habló sin que nadie la preguntara... El joven comprendió la indirecta, que fué, en verdad, de las del padre Cobos. ¿Cómo es eso? -Dios ha previsto de toda eternidad si comeríais hoy ó no. Si ha previsto que sí, aunque no haya guisado yo nada, comeréis, y si ha dispuesto que no, de qué sirve que yo me desviva preparándoos la comida que no habéis de probar. E CANTARES ILUSTRADOS ILUSIÓN ÓPTICA -Pero bombre, ¿es usted ciego? -No, señor, bizco, y como veo los objetos dobles quería pasar por entre ustedes dos. CORRECCIÓN DE ESTILO A un escri tor que sabe muy bien el francés le presentaron la cuenta en un restaura? ií madrileño escrita en dicho idioma, como se acostumbra, sin más razón que las razones de la moda. Y en ella aparecía cotelette con una sola t. El escritor dijo al camarero: -Aqui falta una Y el mozo añadió con lápiz: -Un té... 50 céntimos. p N VISITA- ¿Sabe usted que mi niña está aprendiendo á tocar el piano? ¿Qué me cuenta usted? -Sí... ¡Como tío sabe hacer nada con sus diez dedos! p N UN EXAMEN- -Un m a c h a c h o á quien las traducciones latinas le costaron siempre muchos disgustos, se presenta á los ejercicios del grado de bachiller. ¿Qué superioridad tenían los romanos sobre nosotros? -le preguntan. Y él dice suspirando: ¡Que no necesitaban traducir los Comentarios de Julio César! Manolito, niño de ocho años, ha oído decir constantemente á sus papas que les amuela D. Ruperto, el Vecino del segundo. Don Ruperto se presenta de visita en casa de IManolito, el cual le anuncia gritando: ¡Papá, papá... ¡El amolador! 1 GENmoAD ü n admir a d o r del célebre paisajista Lantara, le encargó un paisaje con una iglesia. Xantara, que no pintaba bien las figuras, no puso ninguna en el cuadro. El admirador quedó encantado de la frescura del color y, de la bedeza de la composición. Pero hubiera querido algunas figuras, y así se lo dijo, sonriendo, á Cantara. ¡Qué lástima que no haya usted puesto unas cuantas personas! ¡Es que están todas dentro de la iglesia- -contestó el pintor- -oyendo misa! A lo que el otro repuso: -Bueno... Pues ya vendré á llevarme el cuadro... ¡cuando salgan! AISAJE SIN FIGURAS Vaya un sombrero llorido el de mi amiga Socorro! ¡Cuánta verdura en el gorro y qué poca en el cocido! Un bufón ofendió gravemente á su soberano, el cual le condenó á muerte después de reprocharle su crimen. El bufón le pidió que le perdonara en gracia á sus buenos servicios anteriores. Pero el rey, inflexible, sólo le concedió el derecho de escoger su muerte. -Di cómo quieres morir y decídete cuanto antes. -Señor- -contestó el bufón, -quiero morir... de viejo. Al rey le hizo gracia la salida y le perdonó, respetando el género de muerte escogido. A MEJOR MUERTE 1 A PREDESTINACIÓN Se cuenta que Calvino d e s r pues de haber predicado explicando á su manera el misterio de la predestinación fué á su casa y pidió la comida. -No la he hecho- -le dijo la criada con gran frescura. Chiquilla, tu cuerpo es tal, que dicen cuantos te ven que en lo angosto es como el bien, y en lo largo, como el mal.