Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS DÍAS PASADOS. A esta aqui S Qnio. i l a venido en automóvil, y ¡si TM será bromista! no ha atropellado á nadie en el camino. Rccoleí- o. y la Castellana le esperan con todo mu? arregladito, muy apanadito. Y ahora dispongámonos á divertirnos una atrocidad. IJs lo que tienen Español, hay que exclamar como en el final de las comedias del antiguo régimen: ¡Ahora lo comprendo todo... En la Comedia alcanzó un éxito verdaderamente feliz Antonio Palomero con Los gemelos, comedia que Bernard ha compuesto sobre otra de Planto, padre de muchas obras teatrales, y que nuestro Palomerín, como le llamamos sus compañero. ha adaptado á nuestra escena con acierto imponderable. Además, ha instaurado Palomero la buena costumbre de dar uiia conferencia previa acerca de la producción que se va á estrenar, y su disertación Ucanzó otro éxito muy dichoso, porque Palomero es, además de excelente escritor, causeur delicioso. El que tanto les hace reir á ustedes en Gedeón les hará también muchísima gracia en la Comedia con Los gemelos, en cuya obra 5 a puesto tanto carino como en aculotar pipas, ¡y cuidado que hay que verle dando besos de humo á Ja que esté de turno! La Academia de Jurisprudencia ha abierto solemnemente su curso el jueves. El Sr. Dato disertó sobre la significación y representación de las leyes obreras. Huelga decir que el ilustre orador fué muy felicitado; pero no huelga decir que siguen las huelgas. Y hay quien sospecha que alentadas por el buen marqués del Vadillo, por tener el gusto de solucionarlas. Parece un gobernador nacido para eso. Los periódicos tenemos estereotipado un suelto que se ublica todos los días, y que empieza así: Gracias á las gestiones del gobernador civil, ha quedado conjurada la huelga, etcétera. estas fiestas carnavalescas; las damos poco menos que por difuntas, pero las prestamos nuestro concurso- personal, como se da calor y oxígeno á los expirantes para prolongarles la vida lo que sea humanamente posible. Hay almas piadosas que reniegan del Carnaval, pero no le son infieles. Si al ir á la Castellana pasan por delante de una iglesia, se descubren ó se santiguan. y ¡á ver las máscaras y arrojar confetti! No hablemos de la salud, no. O si hablamos que sea para prevenirnos contra una enfermedad de la que no se dice nada, pero cuyo peligro e? inminente: la demencia. Si, señoras y señores; de seguir las COSÚS como hasta aquí, diciéndonos los informes particulares que Madrid- es un hospital, y los oficiales que Madrid es un paraíso, acabaremos por volvernos locos de remate. Jí En el ministerio de la Gobernación se han reunido las autoridades de Sanidad, y en casa vecina, pared por medio como quien dice, en el Círculo de la Unión Mercantil, la Junta organizadora de la atracción de forasteros. Si se comunicasen por un ventanillo se saludarían con la frase clásica española de ¡Salud y Novedades teatrales há habido bastantes tos dias pasados. En el Español alcanza muchos aplausos El talón de Aquiles, de Manolo Bueno, y eso que la interpretación es casi toda ella talón, esto es, parte vulnerable, como la del héroe de la leyenda griega. Bn el Real se ensaya Margarita la Tornera, ópera española de verdad por el libro, sacado de la inspiración de la Avellaneda y Zorrilla, enriquecida á su vez por la de Fernández Shaw, y por la música de Chapí, taiubiéu inspiradísima. Labor de cuatro inspiraciones españolas, ¡bendita seas! Anselmi sigue en triunfo; triunfante se marchó la Storchio, despidiéndola el público con la cariñosa frase de basta la vista Wagner se dispone á cerrar las puertas del regio teatro con El ocaso de los dioses, para cuya ejecución vinieron tres cantantes alemanes, dos de ellos excelentes; uno amargo como cerveza, y no ciertamente dorada. Las alegrías de la viuda tienen cada noche más admiradores en Price, y eso que fuera de la viuda del principe y de algún otro personaje, las demás figuras ejecutan la obra como unos Derblay. La verdad es que, observando lo que circula por esos escenarios de Dios, y pensando en q u e n o h a habido un valiente qiie quiera cargar con el arriendo del pesetas! que es precisamente lo que hace falta para que vengan forasteros: salud y pesetas. -Y. mucha agua- -dijo Moret en una de las reuniones. Toca, si llega á ser de la comisióa -Con contador- -hubiera agregado Sánchez de