Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
las esquelas de defunción que insertan los mismos diarios. La niña hace cualquier tontería de esas que se llaman labores propias de su sexo. Y el gato forma parte del corro. También es una especie de gato enamorado Juaiiito übrique. Pero este gato es de los que salen de noche persiguiendo á las mujeres de aspecto felino. líay señoras que en esto de parecer gatitas son una maravilla. La mujer, en general, tiene mucho de gata, pero hay algunas, de ojos rasgíados, de andar silencioso y de líneas nerviosas á las que dan ganas de ofrecerlas en seguida un trocito de cotazón. Tras estas gatitas es tras de las que anda Juanito. Y no sólo durante el mes de Enero, sino durante todos los meses de invierno. Übrique tietíe una grarl confianza en este género de conquistas. Y realmente es la ocasión en que puede conseguir algún resultado práctico. Porque si no le sirve su asaiíra para conquistar gatas ¿para qué le va á servir... Juanito es un gato de mucho cuidado. Bajo la suave apariencia de su porte, esconde el fondo astuto de los de su raza. En Enero es un conquistador temible; Corre tras las gatas ricas, porque él aspira á hacer carambola. Su sueño dorado es conquistar la gata y el gato que pueda tener el padre de la gata. Juanito n o se anda por las ramas, ni menos por los tejados en esto del amor. Es el verdadero héroe del mes actual; El padre goza cuando puede colocar un chiste ó un comentario irónico á cualquier noticia de las que lee en la Prensa. La madre goza aún más cuando encuentra algún nombre conocido entre los muertos. La niña sufre en silencio la ausencia de él Y el gato mira á todos ellos con amor y como diciendo: ¡qué vida hacen tan agradable. ¡son délos míos... Los gatos verdaderos se ríen de todas estas cosas. En las interesantes conversaciones que sostienen entre sí sobre las tarimas de los braseros, deben decir sabrosas razones á propósito de los hombres. Yo siempre pienso que nos desprecian. El gato es vanidoso, pero es seguramente enemigo de la. vanidad humana. Sus aficiones están con los humildes. De los hogares ricos van desapareciendo. Para ver gatos hay que visitar las porterías, las casas de los obreros, los modestos rincones. En este mes se ven algunos por los tejados; peropasado este mes, el gato se encierra en eu orgullo, y apenas si se ofrece á nuestros ojos. Asi, altivo, es como á mí me gusta. Con un gato es inútil cuanto se haga por conseguir su afecto. Al gato es inútil darle golosinas. Es inútil ofrecerle caricias, Y es inútil buscarle tres pie. Porque tiene cuatro, s DE TAPIA. DIBUJOS DE SANCílA.