Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA GRÁFICA LOS TERREMOTOS DE ITALIA. FESTIVAL INFANTIL HN LA CASA D E BLANCO Y NEGRO Y A B C EL CHANTEUR COMIQUE MAYOL. LA BELLA CARMEN D E tan castigado 1 talia, el país ha sufrido una por los terremotos, catástrofe espantosa. Entre cinco y media y seis de la madrugada del 28 de Diciembre último comenzaron á sentirse terribles sacudidas en Mesina, y la intensidad y la duración del te- rremoto fueron tan grandes que produjeron el derrumbamiento de los edificios. Para aumentar los horrores del siniestro, las aguas del mar inundaron la ciudad con violentísimo oleaje y causaron innumerables estragos. Arruinados quedaron muchos edificios, y entre ellos la Prefectura, el Ayuntamiento, la Bolsa, el palacio de Correos y Telégrafos, varios hoteles llenos de viajeros y tres cuarteles. I, a rotura de las cañerías de gas produjo muchos incendios, que aumentaron el horror de la catástrofe. No solamente Mesina fué teatro de A, t t 4 yn I UN BARRIO DESTRUIDO EN REGGIO tan espantables sucesos, pues el terremoto alcanzó igualmente á Reggio y á las demás poblaciones situadas en las inmediaciones deJ Estrecho de Mesina. Los r e y e s d e Itaha se han apresurado á visitar la comarca destruida para llevar sus consuelos y sus socorros á las numerosas víctimas de desdicha tan tremenda. A su presencia se desarrollaron desgarradoras escenas de los supervivientes, que, llorando la muerte horrible de los seres más queridos, han visto arruinarse sus hogares y han quedado en la más completa miseria. I, a visita de los Reyes, que con cariñosa solicitud atendieron al alivio de tantos males, contribuyó á levantar el espíritu abatido de aquellos desdichados que con lágrimas de gratitud aclamaron á sus bienhechores. Todas las naciones han promovido suscripciones para atender á los damnificados, dando una hermosa muestra de solidaridad humana. El miércoles se efectuó en el Aa ¿de nuestra casa el re- ¡ai f RUIN S DE MESINA l ol Rol LAS TROPAS ACAMPADAS EN MESINA DESPUÉS DE LA CATÁSTROFE I- ots Delius