Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
flENTIBAS Oa ANO NUEVC pjN este picaro mundo casi todo es mentira. Fuera del acto de pagar la cédula, todo lo demás se puede considerar como más ó menos ficticio. La vida está llena de falsedades. El hombre se habitúa á ciertas rutinas y juzga como artíndos de fe muchos disparates. Actualmente, y con motivo de la entrada del año, el fenómeno es más visible. El llamado Año iSTuevo está rodeado de mentiras. Lo que de esta fecha se dice, lo que de ella se cree, lo que para conmemorarla se hace, y hasta el modo como se la representa, es íalso y cien veces falso, ¿Que no es cierto lo que digo... Prueba al canto, LA MENTIRA GRÁFICA de Diciembre y cuando ya les es preciso emprender el viaje Como se ve, esta eterna representación gráfica de los años está cuajada de inexactitudes. Pero ha 3 otras mentiras mayores en año- nuevo. Como por ejemplo: I, A MENTIRA DE LOS MODISMOS Todos los refranes que se refieren al año tienen su quiebra. Díganle ustedes á un andaluz que año de Cansados estarán ustedes de ver dibujitos, graba dos y alegorías en los que se representa al año- viejo y al año nuevo de manera tan falsa como ridicula. Yo no me explico por qué el año- oiejo es en esas estampas tan viejo- Doce meses no son tiempo bastante para encorvar él cuerpo del anciano y poblar de canas su barba y su cabellera. Sin embargo, el año- viejo siempre es así. El año nuevo, en cambio, es un rapaz alegre, feliz, y no recién nacido, sino con tipo de representar tres ó cuatro añitos. El viejo que se va lleva iadefectiblemente en la mano un envoltorio ó una maleta, y sobre ellos grabado el año que representó en vida. El niño jamás trae consigo ese paquete misterioso, en el que no sabemos que g u a r d a el año que desaparece. Lo más que trae el año- nuevo es un cuerno de la abundancia, ó un sol naciente, ó alguna otra tontería por el estilo. La maleta se conoce que la compran los años allá por el mes nieves, año de bienes y verán qué cava pone. Una cara de frío que no demostrará mucho la bondad de semejantes añitos. Una hija de quince años tiene mi portera que es un verdadero coco. Cuando mis chicos pasan por el portal tiene que esconderse aquel primor de criatura para que mis hijos no lloren. Y es que no! ¡ay quince años feos... según afirma otro acreditado modismo. Pues ¿y el que reza: año nuevo, vida nueva- ¿Habrá mentira más grande... ¿Quién es el que cambia de género de vida al cambiar el año... Y en esto tienen razón las gentes. Para variar el modo de vivir tienen que variar muchas circunstancias y muchas cosas que no son tan sólo la hoja de un almanaque. Para que Rodríguez, el empleado en Gobernación con seis mil realitos, hiciese vida nueva al llegar el día i.o de Enero, sería preciso aue el ministro le llamase, y le dijese: -Rodríguez, á partir de mañana cobrará usted doce mil pesetas anuales de sueldo. Ha llegado el día de año- nuevo y es preciso que haga usted otra vida.