Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Tres estilos aprecian en Murillo los críticos: el primitivo ó seco, el cálido y el vaporoso que es el últinio en que en pleno uo minio de la íorn: ia y el color le hacían preocuparse menos del dibujo. Realmente pueden agruparse obras d e l ilustre pintoi sevillano que respondan á los e s t i l o s mencionados; pero no puede afirm a r s e q u e éstos hayan sido sucesivos, pues Murillo alternó en los estilos cáUck) y vaporoso indifereat e m e n t e en u n a misma época. La Sagrada Familia, CXLS. dro llamado vulgarmente del Pajarito, tiene 1,44 metro de alto y 1,88 de ancho, y las figuras del lien o s o n d e tamaño natural. Pei- teneció á la colección de la reina doña Isabel de Parnesio, y llevado á París c u a n d o la i n v a sión francesa, fué restituido en 1814, C u a d r o del segundo estilo del autor. En una humilde habitación, en cuyo fondo se ven el banco y herramientas de carpintero, San José tiene apoyado en su pierna derecha al niño Jesús que juega con un perrillo de lanas, al que enseña u n jilguerilio, levantándolo en alto para que no pueda cogerlo. San José sonríe contemplando la escena, y la Virgen María, que devana una madeja en segundo término, suspende su labor y mira también sonriente al divino infante. Publicamos el r e t r a t o de Murillo á los cuarenta años, existente en el Museo del Prado y pintado por Alonso de Tobar, y los cuadros del primero La Virgen del Rosario, El sueño del palricio romano, uno de sus célebres medio puntos, y La adoración de los pastores. 1 ANUNCIACIÓN CARLOS l uis DE CUENCA. iraS Es. t íi h k ADORACIÓN DE LOS PASTORES